Seis pasos sencillos para generar contraseñas únicas y fáciles de memorizar

Los expertos recomiendan que es más seguro y eficaz cambiarlas regularmente.

Crear una contraseña para proteger nuestros datos en los dispositivos electrónicos, sitios web, cuentas online y cuentas bancarias no es algo que se debe tomar a la ligera. Cada día los “hackers” idean mecanismos y estrategias para vulnerar y robar los datos de las personas incautas.

Es por eso que crear contraseñas fuertes, que sean seguras y fáciles de recordar no es algo sencillo.

Si la creamos una muy fácil existe un altísimo riesgo de que un ciberatacante las descifre sin mucho esfuerzo. Sin embargo, si elaboramos una contraseña más compleja, es probable que la olvidemos y usemos una del pasado para recordarla con facilidad.

Es por eso que los analistas de Kaspersky Lab señalan que la mayor debilidad de las contraseñas es su reutilización. Recientemente, un estudio reveló que del robo de más de 700 millones de direcciones de email y millones de contraseñas no cifradas, la información obtenida por los hackers se debe a que aprovechan las combinaciones de correo electrónico/contraseñas de las víctimas para acceder a otras cuentas que tengan la misma contraseña.

David Jacoby, analista de seguridad en el equipo de Análisis e Investigación (GReAT) de Kaspersky Lab, asegura que “cuando observamos el problema desde una perspectiva de seguridad, podemos ver que las contraseñas son generalmente seguras si son únicas para nosotros y para una sola cuenta. Hay modos sencillos de hacerlas únicas, pero fáciles de recordar, de modo que impidamos que puedan usarse para acceder a otras cuentas. Además, hay herramientas seguras de gestión de contraseñas disponibles, entre las que se incluye Kaspersky Password Manager, que facilitan la creación y el uso seguro de docenas de contraseñas únicas”.

Te presentamos seis pasos para hacer contraseñas fuertes, complejas y seguras:

Paso 1: Crear una “cadena estática” (la parte de la contraseña que no cambia).

Paso 2: Pensar en una frase, letras de canciones, citas de una película, o algo que sea fácil de memorizar para nosotros.

Paso 3: Tomar la primera letra de las tres o cinco primeras palabras.

Paso 4: Entre cada letra, añadir una carácter especial: @ / # etc.

Paso 5: A partir de ahora, podremos hacer que todas nuestras contraseñas sean únicas gracias a esta cadena única.

Paso 6: Mejorarlas con el tiempo gracias a la fuerza de la asociación.

Otras recomendaciones útiles:

– Cuando pensemos en las cuentas online para las que necesitamos una contraseña (Facebook, Twitter, entre otras), anotemos cada una de las primeras palabras que asociemos con ese sitio.

– Si estamos creando una contraseña para Facebook, podemos asociar a Facebook con el color azul del logotipo; entonces, simplemente añadimos la palabra “azul”, tal vez en mayúsculas, al final de la cadena estática.

– La mejor forma de realizar copias de seguridad, recordar y completar de forma segura las contraseñas, es a través de una herramienta de gestión de contraseñas como Kaspersky Password Manager. Kaspersky Password Manager es una solución segura de custodia y protección de contraseñas que permite crear contraseñas seguras y únicas para todas sus cuentas online, y solo necesitamos recordar una contraseña maestra para acceder a ellas.

Te recomendamos en video: