Sonreír alarga la vida de tu corazón

Sonreír es un buen antídoto contra el estrés, uno de los peores enemigos de la salud cardiovascular.

La sonrisa es un gesto universal que es entendido en cualquier idioma del mundo. Transmite confianza, cariño y positividad a los demás. Es también un arma muy efectiva y poderosa: ayuda en la vida profesional, en las relaciones sociales y refuerza la confianza ante los demás y con nosotros mismos.

Pero, lo que muchos desconocen es que la sonrisa aporta muchos beneficios para la salud cardiovascular. Diversos estudios han determinado que este gesto activa el sistema respiratorio y favorece la oxigenación de las células.

Cinco años más

Sonreír alarga la vida, según un estudio publicado en la Psychological Science concluyó que las personas que sonríen a menudo pueden alargar su vida hasta cinco años.

¿Y el corazón? Pues, las investigaciones también señalan que sonreír mejora el sistema cardiovascular.

Con este gesto se liberan endorfinas, lo que favorece la vasodilatación. Al reír, la parte interna de los vasos sanguíneos (el endotelio), tiende a relajarse y se facilita la circulación de la sangre. También se libera óxido nítrico, un potente vasodilatador que mejora la circulación.

Toma este jugo de pepino, limón y aloe vera en las noches y elimina la grasa abdominal

Este jugo ayuda a reducir los antojos nocturnos y a optimizar las funciones metabólicas.

Cero estrés

Los beneficios de la risa frente al estrés para mejorar la salud cardiovascular también están respaldados por un estudio de la Unidad de Cardiología Preventiva del Centro Médico de la Universidad de Maryland.

En la investigación se comprobó que las situaciones estresantes contraen las arterias dificultando la circulación de la sangre, lo que aumenta el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Sin embargo, en las situaciones que se enfrentan con risas las arterias se dilatan y se favorece la circulación de la sangre.

Otros beneficios si sonríes más a menudo son:

– Puede proteger frente al cáncer. La acción de reír también potencia la actividad de los linfocitos, los agentes que ayudan al sistema inmunológico ante la presencia de células tumorales.

– Las endorfinas y la serotonina que liberamos al reír nos hacen sentirnos más felices y menos estresados.

– Sonreír es un buen antídoto contra el estrés, uno de los peores enemigos de la salud cardiovascular.

– Mejora la digestión ya que el diafragma realiza un suave masaje sobre el aparato digestivo. Esto reduce los ácidos grasos y mejorando la digestión y la función intestinal.

– Mejora la piel porque al reír se favorece la oxigenación de la sangre en las células. La piel luce así más tersa y luminosa.

Te recomendamos en video