FOTOS: mujer se inyectó bótox en una fiesta y terminó con unos labios 'cuadruplicados'

La mujer recibió burlas por quienes la atendieron en la clínica

Rachael Knappier, una mujer de 29 años, quiso aumentar el tamaño de sus labios y lo hizo en una fiesta de rellenos con una amiga y el resultado fue terrible.

Según contó la misma joven, sus labios “cuadruplicaron el tamaño”. Todo ocurrió cuando vio el anuncio de “una experta en implantes y rellenos”, de Londres, Bretony Gallimore, y decidió aumentar el tamaño de sus labios.

Luego, asistió a una fiesta junto a una amiga, y después de beber en exceso, llamaron nuevamente a Gallimore para que retocara sus labios de nuevo.

Así ocurrió y al otro día al verse al espejo vio el resultado de lo que había ocurrido la noche anterior: unos labios enormes, de tamaño desproporcional.

mujer

“Los tenía de un tamaño que nunca había visto”, dijo la joven, quien después de salir del shock llamó a la mujer que la inyectó para pedirle que retirara los rellenos, pero esta se negó y le dijo que debía colocarse hielo sobre los labios para detener la hinchazón.

Así lo hizo, pero no funcionó y pasó 7 días sin salir de su casa por el trauma de sus labios. Días después un amigo le recomendó una clínica estética donde podían arreglar el problema.

mujer

Knappier asistió al centro médico londinense donde vivió momentos difíciles, pues aunque resolvieron su problema y le disolvieron la sustancia en una hora, haciendo que sus labios volvieran a la normalidad, recibió burlas por parte del personal que la atendió.

mujer

“Me aseguraron entre risas que nunca habían visto algo así antes. Las enfermeras y parte del equipo se rió de mí. Incluso al tomarme imágenes previas a la intervención se rieron en mi cara, diciéndome que nunca habían visto algo así", confesó la joven a The Sun.

También explicó: "Llegué hasta una clínica llamada A&E con mis labios deformes en mi cara, fue una terrible experiencia. En un comienzo le dije que había tenido una reacción alérgica, porque pensaba que eso ocurría. En dos horas llegaron los médicos y me dijeron que el producto lo habían inyectado en una de mis arterias”, dijo.

Te recomendamos en video