Johanna Hernández confesó que la idea de matar a Nibaldo Villegas fue de Francisco Silva: "Él me controlaba y golpeaba"

La mujer reveló que su ex Francisco la golpeaba.

Johanna Hernández, la imputada por el asesinato del profesor Nibaldo Villegas, confesó que la idea de matarlo fue de su expareja Francisco Silva, quien la maltrataba.

“Francisco empezó con el asunto de que Nibaldo no tenía que existir, tenía que desaparecer. No le tomé importancia”, confesó la mujer durante un juicio oral en el que también reveló ser víctima de violencia de Francisco.

Hernández reveló que su ex, Francisco Silva, la tenía controlada.

“Manejaba mis claves de Facebook, incluyendo el Poder Judicial. Cualquier cosa que no le gustaban, eran golpiza. No denuncié porque sentía culpa. Francisco me hizo un contrato de sumisa. Decidía qué ropa me ponía y con quien hablaba”, dijo.

La mujer explicó que la idea era “drogar a Villegas y fingir un suicidio”. Cuando se juntaron en la casa del profesor, ella aprovechó que fue al segundo piso y mezcló clonazepam en su trago y cuando se quedó dormido, tomó dos fotos del cuerpo y se las mandó a Silva, quien estaba cerca.

En ese momento, según relata la mujer, Silva entró al lugar y con un cuchillo le cortó el cuello al profesor, ya que el clonazepam no tuvo mucho efecto.

"Este 'hueón' se despertó y tuve que cortarle el cogote", fueron las palabras de Silva, según Johanna Hernández.

"Se escuchaba a Nibaldo quejarse desde el primer piso", agregó la acusada, quien aseguró que nunca vio el cuerpo mutilado del hombre, ya que de eso se encargó su expareja.

La mujer también pidió perdón a la familia del profesor. “Siento mucho su dolor (…) si mentí en las otras declaraciones fue porque dije lo que Francisco me dijo que contara”.

Te recomendamos en video