Meghan Markle y el príncipe Harry deberán seguir un estricto protocolo para informar el nacimiento de su bebé

La duquesa deberá adaptarse a la normas reales

Anunciar el nacimiento del nuevo bebé real no será tan sencillo como todos lo esperan, de hecho, nadie podrá saber que el bebé ya nació hasta que Meghan Markle y el príncipe Harry cumplan un estricto protocolo, por lo que habrá que esperar un poco más de que creíamos.

Las reglas que establece la corona indican que Meghan y su esposo deben apegarse a una serie de pasos antes de que todo el mundo sepa que llegó el nuevo miembro de la familia real al mundo.

Es por este protocolo que no se conoce mucho acerca del ‘baby Sussex’. Muchas quinielas y apuestan han surgido en torno al sexo del bebé, el nombre que tendrá, el hospital que lo recibirá y hasta la fechas en que nacerá.

Así es el estricto protocolo que seguirá Meghan Markle y el príncipe Harry

La primera informada será la reina Isabel II

La información debe darse de acuerdo a la jerarquía monárquica, es por eso que la primera en saberlo debe ser la reina Isabel II, quien además es la bisabuela del nuevo bebé.

EL nombre no será anunciado con el nacimiento

La tradición especifica que el nombre del bebé se anuncie a los pocos días del nacimiento. Por lo general existen varias opciones y finalmente se escoge una combinación que luego es anunciada.

Fotos no serán públicas inmediatamente

Por lo general, los bebés de la realeza son presentados al salir del hospital. Es probable que este no sea el caso con el primogénito de Meghan y Harry, lo seguro es que las fotos oficiales  serán mostradas semanas más tarde del nacimiento.

Bautizo con vestimenta tradicional

Baby Sussex será bautizado con la vestimenta tradicional de la realeza dos meses después de su llegada al mundo.

Te mostramos en video: