Sophie Turner pensó mucho en suicidarse por críticas y presión durante su trabajo en 'Game of Thrones' 

La inseguridad afectó todos los aspectos de su vida

Sophie Turner aseguró que consideró suicidarse después de las críticas de Game Of Thrones. La actriz dice que la fama causó serios problemas para su salud mental y las crecientes críticas sobre su papel en la serie la llevaron a considerar el suicidio.

En una entrevista reveladora el martes en el podcast del Dr. Phil, la actriz de 23 años admite que ha luchado contra la depresión durante varios años y dijo  que "solía pensar mucho en el suicidio cuando era más joven".

Sophie Turner sufrió de inseguridad y depresión

Mientras que Sophie dice que no cree que ella fuera capaz de lastimarse a sí misma. Afirmó  que el suicidio era "solo una extraña fascinación que solía tener".

Sophie, cuyo ascenso a la fama comenzó a los 14 años cuando fue elegida para interpretar a Sansa Stark en GoT, dice que su popularidad tuvo un precio, porque los comentarios negativos sobre su personaje comenzaron a causar estragos en su salud mental.

Sophie Turner comenzó a ceder ante sus acosadores de las redes sociales, y comenzó a dudar de sus habilidades y su apariencia física. Ella dice que su inseguridad condujo a síntomas de depresión, y tareas simples como vestirse la harían estallar en lágrimas.

Como resultado, comenzó terapia y tratamiento agregando que ahora está tomando medicamentos y se ama a sí misma más que nunca. Ella le da crédito a su prometido Joe Jonas por ayudarla a encontrar la felicidad.

Te mostramos en video: