Cuidado con estos cuatro signos que son los más vanidosos

Nos cuesta considerar la vanidad como algo demasiado grave o, comparable quizá, a algo tan feo o tóxico como lo es la envidia o la ira.

La vanidad casis siempre es equiparada con la soberbia, es casi la madre de todos los demás vicios o pecados capitales. Sin embargo, nos cuesta considerar la vanidad como algo demasiado grave o, comparable quizá, a algo tan feo o tóxico como lo es la envidia o la ira.

“Y es que, al parecer, si nos pasamos un poco de la cuenta, caemos en un gran pecado capital que, según dicen algunos, es el origen de todos los demás vicios. Para resumir, la vanidad se trata, sobre todo, de un ego demasiado inflado para poder percibir la realidad”, dijo la experta en temas del zodiaco, Alicia Galván.

Te presentamos cuál es la “insoportable” vanidad que habita en estos signos del zodiaco:

Aries (21 de marzo – 19 de abril)

Vamos a dejarlo clarísimo antes de empezar: todos los signos de fuego suelen tener, en menor o mayor medida, una vanidad un tanto acentuada. Los de tierra son especialmente materialistas o los de aire son cerebrales o los de agua son sentimentales, los de fuego, entre otras virtudes interesantes tienen el defectillo y la propensión a ser vanidosos por naturaleza. Aries es el primer signo de fuego y el primero en vanidad. Es sumamente orgulloso y no acepta un “no” como respuesta.

Géminis (21 de mayo – 21 de junio)

Son vanidosos debido al brillo y belleza intrínsecos a este elemento. Los signos de aire son los segundos en la lista de los más vanidosos del zodiaco, y es que la rapidez mental de Géminis y su capacidad de ver rápidamente los dos lados de una situación, unido a su inevitable encanto personal, los hace especialmente propensos a ser vanidosos.

Cáncer (22 de junio – 22 de julio)

Es curioso, pero la extrema sensibilidad de Cáncer, unida a su expresividad y a una coquetería intrínseca del signo los hacen ser terriblemente vanidosos a veces. Sin embargo podría decirse que Cáncer es vanidoso durante una fase de su vida y luego se torna más humilde.

Escorpio (23 de octubre – 22 de noviembre)

Escorpio, por su excesiva seguridad en si mismo y su necesidad de control, suele caer más en la soberbia que en la vanidad, pero este signo, especialmente fuerte, poderoso y magnético fácilmente se puede dejar arrastrar por la vanidad.

Te recomendamos en video: