7 claves para sobrevivir a un viaje si tu periodo decide aparecer

El horror de que te baje justo cuando estás de viaje

Hasta este punto de la vida, ya estás más que acostumbrada a tu menstruación y todo lo que ésta implica. Pero a veces ésta puede hacer una aparición sorpresa. ¿Te ha pasado que lo hace justo cuando estás de viaje?

Es un escenario fatal: la playa, traje de baño, calor y tú con cólicos o inflamación causada por tu periodo. ¿Y qué me dices cuando estás en una excursión por las montañas y no hay baños decentes que te permitan cambiarte con tranquilidad?

Todas hemos experimentado ese periodo que aparece para arruinar un gran día, un evento importante o un viaje que planeaste con toda cautela justo para que no coincidan las fechas. Pero no. Los viajes en sí pueden afectar su período, entre el estrés, los cambios de ambiente, de horario y hasta e alimentación influyen en que este se adelante, se atrase o incluso dure más de lo normal.

Si te encuentras justo en esa situación, aquí te dejamos algunos tips para que disfrutes de la vida sin importar lo que diga tu útero.

1. Si estás tomando píldoras anticonceptivas, puedes evitar tener tu período en las fechas que sales

Hay medicamentos hormonales que pueden usarse para manipular tu ciclo menstrual. Claro, siempre y cuando estés supervisada por un medico especializado. La píldora anticonceptiva es capaz de saltear tu período si hay un gran evento, planes de viaje o un momento inoportuno para que te baje. También puedes tomar un medicamento a base de progesterona para evitar tu ciclo mientras viajas pero de nuevo, es importante que ante todo consultes a tu médico.

2. Opta por la Copa Menstrual

En los últimos años, la copa menstrual se ha vuelto muy popular. No solo porque es amigable con el medio ambiente al ser reutilizable, sino porque terminas gastando menos en productos de higiene femenina cada mes. Aunque depende de cada quien, ésta es una opción maravillosas para no tener que lidiar con el cambio de tampones o toallas.  Antes de utilizarla en tu viaje, lo mejor es que la pruebes antes para que te sientas cómoda.

3. Mantente activa

Es cierto que las vacaciones son para despreocuparte de la vida y estar sin hacer nada pero si tu periodo decidió aparecer, hacer ejercicio será la mejor opción para calmar las molestias. Ni siquiera tienes que encerrarte en un gimnasio o correr por horas. Puedes recurrir a una rutina de yoga o baile en tu habitación y así te sentirás fresca y cómoda.

4. Tener sexo o masturbarse

La actividad sexual también puede ser útil cuando se trata de reducir los síntomas relacionados con la menstruación. Un orgasmo funciona como un analgésico natural así que inténtalo si tienes oportunidad.

5. No olvides llevar pastillas para aliviar el dolor

Siempre carga con medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno para aliviar dolores menstruales. Lo mejor es que lo hagas días antes de que baje tu regla, así cuando llegue, será menos molesta y puede ayudar a disminuir el flujo sanguíneo.

6. Y si lo tuyo no son los medicamentos, recurre a hierbas medicinales.

Si no te gusta recurrir al iboprufeno, quizá quieras cargar con bolsitas de té  o suplementos de hierbas naturales.  Las infusiones como la manzanilla o el jengibre pueden ayudarte a calmar los cólicos.

7. Usa ropa cómoda

No tienes por qué sufrir con vestidos ajustados o pantalones claros y estar con el temor de que se nota que estás menstruando. Ya sea que te vayas a la playa o a una excursión por la montaña, utiliza ropa que te haga sentir cómoda y fresca. Por si acaso, siempre lleva un cambio.

Tu período, sin importar cuán inconveniente sea, nunca debe interponerse en lo que quieras hacer. Al final, siempre hay remedios para sentirte mejor, no importa dónde estés. ¡Disfruta tus vacaciones!.

 

Te recomendamos en video