5 razones por las que deberías hacer un viaje con tu hermana al menos una vez al año

Tu hermana es la mejor compañera de viaje

Una de las partes más difíciles de planear un viaje de ensueño si on estás pensando en hacerlo en solitario es encontrar con quién hacerlo que garantice la mejor experiencia. Antes de comenzar a considerar a tu mejor amiga o pareja como compañero de tu siguiente viaje, es posible que cambies de opinión sobre invitar a una persona aún más cercana a ti como tu hermana (o hermano).

Se conocen de toda la vida, comparten padres y quizá aún viven bajo el mismo techo pero entre todas sus peleas y enojos hay un gran amor que les permite compartir una experiencia como lo es un viaje de hermanas. Si aún no estás muy convencida, aquí te dejamos algunas razones por las que debes organizar esa escapada con tu hermana.

1. Tienen su propio sistema de comunicación que sólo ustedes entienden

Viajar es un proceso complicado que requiere que las partes implicadas estén en perfecta sintonía. Con tu hermana existe una comunicación única que les permitirá entenderse mejor que nadie. Tienen chistes y anécdotas  en común, saben cuando la otra está incómoda o molesta y cómo calmarse o darse ánimos entre sí. Ni siquiera necesitan de palabras, basta con que se miren para saber lo que quiere decir la otra así que moverse por otras ciudades no será problema.

2. Conocen lo mejor (y lo peor) de cada una

Aunque son hermanas tienen personalidades muy diferentes y se han visto en distintos momentos de sus vidas como para saber cómo son cuando están de buenas o de malas. Ambas se pelean por tonterías y al siguiente minuto están riendo por lo mismo. Ya sabes que tu hermana es insoportable en las mañanas pero también sabes que es la más generosa cuando se trata de tener un detalle contigo. Un viaje ayudará a que entiendan mejor sus diferencias y sobrellevar los problemas.

3. Viajar con tu hermana es increíblemente terapéutico

Las peleas con tu hermana son inevitables . Muchas situaciones estresantes de la vida diaria pueden terminar provocando los peores desacuerdos entre ambas, pero todo cambia cuando sales de viaje con ella. Ambas están lejos de casa y del estrés del día a día, recorriendo cales empedradas con paisajes increíbles o descansando en la playa.

Pronto te das cuenta que las conversaciones comienzan a fluir naturalmente, que ambas son más abiertas y honestas sobre la vida. ¡Es un gran momento para limar asperezas y entenderse!. Al final del viaje, tu relación con ella será más fuerte que nunca.

4. Pueden tomar fotos totalmente preparadas sin vergüenza

Nadie comprende mejor que ella la necesidad de tener fotos perfectas para Instagram. Salir con ella de viaje es igual a tener todo un álbum de fotos envidiables en tus redes sociales. No te avergüenzas en absoluto de posar frente al espejo o a la orilla del mar como toda una super modelo. Además es casi seguro que no se negará a tomarte cien fotos más hasta que quedes satisfecha. La única condición es que tú también estés dispuesta a tirarte al suelo para tomar fotos en la posición más incómoda pero con el mejor ángulo.

5. Te sentirás más segura sabiendo que ella estará ahí si las cosas van mal

Nada mejor que estar acompañada de alguien en quien confías.  Tu hermana siempre ha sido tu apoyo y tú el de ella y ya que viajar tiene muchos imprevistos, hacerlo con ella te hará sentir más segura. Tu hermana estará dispuesta a hacerte segunda en prácticamente todo y si tienes algún problema, entre las dos lo resolverán. Así que si estás viajando por todo el mundo y explorando rincones desconocidos con ella, este sentimiento de confianza y seguridad permanecerá contigo. Serán el complemento perfecto.

Te recomendamos en video