En este país del mundo debes aprobar un test de internet para divorciarte

La idea es que los módulos ayudarán a decidir si en verdad es necesario separarse

Divorciarse puede ser un trámite legal fácil en algunos países del mundo. Y más aún si existe una separación amistosa entre ambos miembros del matrimonio. Pero, en Dinamarca, divorciarse y con hijos ya no será una cuestión rápida, al contrario, tendrán que superar un curso en internet para darle punto final a la unión.

Desde inicio del mes de abril, en el país europeo entró en vigencia un nuevo código del divorcio en que establece nuevas reglas de juego: el esposo y la esposa tienen que completar módulos de 30 minutos, en una página en internet, para disolver el matrimonio.

La ley es así de sencilla y expresa que de no aprobar los módulos y test seguirán casados. La idea es que los módulos ayudarán a decidir a la pareja si en verdad es necesario separarse y el daño que esto le puede causar a los hijos, cuando cada uno tenga su propia vida.

El curso digital forma parte del programa Cooperación después del divorcio, una plataforma en línea creada por investigadores de la Universidad de Copenhague y adoptada como un paso fundamental para las parejas casadas que se separan.

Igualmente, el programa posee un total de 17 módulos que ofrecen soluciones concretas a situaciones potencialmente difíciles en la relación.

La aplicación del curso ha generado reacciones encontradas en la sociedad danesa. “El curso es útil, pero solo si el nivel de conflicto (entre los padres) no es demasiado elevado”, agregó Trine Schaldemose, subdirectora de Moedrehjaelpen, una asociación de apoyo familiar.

“Es una buena manera de recordarles a los padres que hay cosas en las que realmente deben pensar”, relató esta mujer de 42 años, madre de dos niños.

“Yo estoy a favor de que las personas tengan la libertad de casarse y de disolver su matrimonio sin que el estado se involucre”, reprochó Ritzau Laura Lindahl, a cargo de la comisión de la familia del partido liberal.

 

Te recomendamos en video: