Metformina para adelgazar: los riesgos de tomar estas pastillas para bajar de peso

Puede haber consecuencias muy graves.

La metformina es un medicamento recetado para controlar los niveles de azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo 2, aunque se ha popularizado una función ‘extra’: la de su poder para quemar grasa y acelerar la pérdida de peso.

Proteína vegana: qué puedes comer que no sea pollo, carne o pescado

Toma en cuentas estas alternativas de proteína.

Y no es mentira, este medicamento, explica la doctora Andrea Scott en el portal Medscape, “disminuye la producción de glucosa en el hígado, disminuye la absorción de glucosa en el intestino y mejora la sensibilidad a la insulina al aumentar la captación y el uso de la glucosa muscular. La metformina induce la pérdida de peso muy probablemente a través de una pérdida de tejido adiposo en lugar de un cambio en el gasto de energía, como se ve con el ejercicio”.

Lo que sí es cierto es que la pérdida de peso con la metformina no es instantánea, pues se produce a lo largo de un año o dos.

adelgazar

Riesgos de tomar metformina para adelgazar

Estas pastillas—indicadas solo para pacientes con obesidad, prediabetes o diabetes—no son mágicas y no te harán perder peso de la noche a la mañana.

Ten en cuenta que tomar el medicamento sin seguir hábitos saludables, como el ejercicio y una alimentación balanceada, puede estancarte en el peso actual, sin rebajar.

Las 3 frutas que acelerarán tu metabolismo para quemar grasa abdominal

La toronja es rica en antioxidantes y nutrientes. Es una de las predilectas cuando se trata de bajar de peso y quemar grasa abdominal

Entre los efectos secundarios están:

  • Malestar estomacal, diarrea, dolores musculares y somnolencia.
  • La función renal y la glucosa en sangre deben evaluarse en los pacientes que estén tomando metformina porque pueden verse afectados.
  • La metformina disminuye la ingesta de calorías pero no el porcentaje de grasa corporal.
  • Náuseas o vómitos, reseñó Health Line.
  • Latido cardiaco lento o irregular.
  • Respiración dificultosa.

Si no eres diabético y la metformina baja en exceso tus niveles de glucosa en la sangre, corres riesgo  de convulsiones, desmayos, daño cerebral y muerte.

Te recomendamos en video: