Jengibre confitado, un ingrediente creativo para tus bizcochos y panqueques

Te damos la receta para prepararlo en la comodidad de tu hogar.

A diesta y siniestra se habla del jengibre como una importante planta para la salud y alimentación. Y para hoy aprenderás a hacer el llamado jengibre confitado, el cual es ideal para añadir a tus bizcochos y panqueques. No siempre es fácil ubicarlo, pero te ofrecemos los ingredientes y la manera de prepararlo.

Primero reúne en tu cocina:

250 gramos de raíz de jengibre
700 mililitros de agua
250 gramos de azúcar blanquilla

Té verde con naranja y menta para acelerar el metabolismo

Este poderoso remedio también es refrescante y delicioso.

¿Todo listo? Pues comencemos:

– Inicia pelando el jengibre, puedes hacerlo con una cuchara o cortando en cuadros.

– Seguidamente colócalo en una cazuela con agua, tápalo y pon la cocina a fuego medio durante unos 45 minutos. Esto depende del tamaño del jengibre confitado que queramos hacer.

– Retíralo del fuego y escurre. En la misma cazuela añade azúcar y unos 40 mililitros del agua de cocción . Deja en ebullición.

– Ahora baja el fuego y deja cocer durante unos 30 minutos hasta que haya desaparecido todo el almíbar.

– Retira y deja escurrir sobre una rejilla. Cuando ya esté frío, reboza con azúcar y listo.

Puedes guardar las porciones en tazas para cuando vayan a ser utilizadas en tus bizcochos o panqueques. Tu familia te agradecerá la creatividad.

Vasopresina, la razón científica por la que sientes celos

Esta hormona se encarga de alertar tu sistema nervioso.

Te recomendamos en video