José Moro, un conocedor y experto del buen vino

El vino es una de las bebidas a la que se le tiene especial aprecio y cada día gana más adeptos.

El vino cada vez está más presente en la mesa de los colombianos como acompañante de nuestras comidas; su importancia es tal que hoy en día se pueden conseguir todo tipo de variedades y cepas provenientes de todos los rincones del mundo.

El tema del maridaje, es decir el tipo de vino adecuado para cada comida, sigue siendo de mucho interés para comensales y gastrónomos. La amplia variedad de vinos, el cultivo, su maridaje y características, son motivo de estudio entre sus adeptos y también, de muchos curiosos amantes del buen vivir.

José Moro quien viene de una generación de viticultores, es presidente de Emilio Moro, una de las bodegas más importantes y rentables de vino, visitó nuestro país y habló con nosotros.

¿Cuál fue el primer contacto con la uva?

He nacido y crecido entre viñedos. Mi abuelo le enseñó todo lo que sabía a mi padre y él nos lo enseñó a nosotros, a esta tercera generación que creció entre viñedos aprendiendo cada detalle para poder forjar esta pasión que abanderamos desde hace ya muchos años.

Desde pequeño he sentido la necesidad de dedicarle mi vida al vino y me siento muy afortunado de poder hacerlo cada día.

¿En qué época comienza a tener la enología mayor prestigio?

Prestigio siempre ha tenido, pero considero que aumentar el conocimiento provoca inevitablemente que se valore más, que aumente el prestigio de la enología y la vitivinicultura en general. Para mí la verdadera expresión de un vino es lo que da el terroir en la zona, lo más importante para un enólogo es entender y comprender lo que le dice la tierra.

¿Cuál es la función del Sommelier?

Profesionalizar la bodega de un restaurante, de un hotel, de una tienda…saber entender y dar a los clientes la información precisa de las diferentes zonas y sus vinos, sobre todo hablar con la máxima sencillez y humildad respecto a los vinos que representa. Al final cuanto más sencilla es la conversación más fácil va a llegar a ese público y más va a enamorar.

Un consejo para quién busca desarrollar el gusto por el vino.

Usar los medios que hay en el mercado: club de vinos, catas, preguntar sin miedo todo lo que uno desconoce.

Al final tiene que aprender a memorizar los aromas, tiene que saber dialogar con los sabores y hablar con gente que sepa de vino. La comparación de una variedad con otra es un ejercicio mágico para aprender de vinos, además hay que catar mucho con gente que sabe y hay que saber escuchar.

¿Hay vinos de calidad a buen precio?

No hay vino malo; hay vinos mejores y peores. Hay que empezar por los más baratos de acuerdo a las posibilidades económicas del consumidor, esto también es una experiencia bonita. No es necesario empezar a aprender con el mejor vino, hay formas de aprender desde abajo con vinos que muestran el terroir de forma especial.

¿Se cansa alguna vez del vino?, ¿bebe cerveza?

Bebo vino. Puedo cambiar la variedad y no me canso nunca, cada día me gusta más. Solo bebo vino.

¿Cuál cree que es el secreto de un buen vino?

El secreto de un buen vino es que exprese con naturalidad y honestidad de dónde viene. Que exprese la identidad de esa tierra de la manera más honesta que pueda.  

Mencione algunos tips para catar un vino

Primero estar siempre emocionado ante lo que puede venir; hay que esperar a un vino con muchas expectativas porque estas van a hacer que desarrolle los elementos necesarios (vista, olfato y gusto). Tiene que haber emoción antes de abrir una botella. No hay regla fija, porque depende del vino.

Hay matices que tiene que entender para sacar lo mejor del vino como por ejemplo el tiempo que lleve en botella o la temperatura. Como norma general deberíamos abrir una botella unos 30 minutos antes, si es blanco 10-12 grados de temperatura media, si es tinto entre 14 y 16, además influye que tenga una copa con una abertura importante y un cristal de calidad para que el vino saque lo mejor de él. Pero no hay regla fija.

¿Está el mundo del vino copado por el género masculino?

Para nada. Creo que ahora hay más hombres pero que las mujeres van teniendo más peso en los diferentes sectores. Sin ir más lejos nuestra responsable de viticultura es una mujer, creo que cada vez el género femenino tiene más fuerza y esto es importante porque escalan posiciones demostrando su talento y profesionalismo de manera brillante.

¿Cómo imagina el mundo del vino dentro de 20 años?

Gracias a la innovación será posible que se hagan vinos mejores, pero siempre tiene que haber el respeto a la tradición. Puede existir cambios pero habrá factores que la tecnología nunca controle como es la climatología.

Los vinos van a ser mejores porque habrá más conocimiento pero siempre tienen que expresar la verdad y el alma y eso está en la tierra y no se puede cambiar.

Háblenos del programa Acción contra el hambre que tiene en Colombia.

Uno de los pilares de nuestra filosofía es la Responsabilidad Social Corporativa. Este año iniciamos un proyecto ilusionante en Colombia de la mano de Acción contra el Hambre. El programa se llama “Porque el agua es vida” y en este incidimos en el reparto de los recursos de agua a la comunidad de Jericó, en el municipio de Valencia, Departamento de Córdoba. La zona de Jericó es considerada una zona de riesgo por presencia de grupos armados ilegales que limitan el acceso al agua y a otras necesidades básicas.

La Fundación Emilio Moro contribuye en la construcción y rehabilitación de una infraestructura de acceso a agua para consumo humano, sistema de filtración de agua, estudios previos, seguimiento de la calidad del agua, entre otras actividades del proyecto liderado por Acción Contra el Hambre en su programa “Porque el Agua es Vida”.

A principios de enero se inició con la elaboración de estudios previos, se realizó el estudio de calidad del agua y continúan con el estudio topográfico.

Actualmente el proyecto ha alcanzado un 10% de ejecución del resultado. Las obras darán inicio en mayo 2019, este proyecto tiene una duración de 12 meses. En diciembre de este año ya se verá reflejada la labor de Acción Contra el Hambre junto con Fundación Emilio Moro.