Cómo cuidar a un peludo en silla de ruedas

Aprenda sobre escoger la silla adecuada, hasta los cuidados necesarios en el hogar.

Inicialmente se debe romper el paradigma que una mascota con parálisis es una carga o no puede llevar una vida feliz, al contrario, estos peludos tienen una vida más enérgica e incluso corren y juegan más que un perro que puede caminar sin ningún tipo de ayuda.

Antes de hablar acerca de los tipos de sillas de ruedas, su elección y cuidados a tener, es importante destacar algunas de las razones por las cuales se presenta este tipo de discapacidad.

Causas de parálisis en caninos

  • Procesos o enfermedades regenerativas: artrosis canina severa, displasia, miopatía degenerativa, hernias, entre otras.
  • Procesos traumáticos por accidentes, cirugías o fracturas.
  • Amputaciones o enfermedades genéticas que se evidencia desde el nacimiento.
  • Problemas neurológicos, hernias discales, obesidad o perritos gerontes (adulto mayor), causando una movilidad reducida, impidiendo que la mascota pueda mantenerse de pie en ninguno de sus miembros (extremidades).

Cualquiera que sea la causa de parálisis total, parcial o permanente, siempre existirá una terapia (ya sea física o con medicamentos), un medio para transportarse o cualquier herramienta que pueda contribuir a llevar de una manera más sana y feliz la discapacidad.

¿Qué tener en cuenta para elegir una silla de ruedas para un perro?, ¿cuáles son los modelos que existen?

  1. Como primer ítem a considerar,  el tamaño de nuestra mascota es ideal para tomar las medidas exactas.
  2. La edad, es otro factor a tener en cuenta, esto porque en el mercado hay sillas de ruedas para cachorros que se pueden ir adaptando conforme la mascota va creciendo.
  3. El material con el cual será construida la sillas de ruedas, esto varía de acuerdo a la necesidades y zona en la que va a estar habitualmente; igualmente el tipo de ruedas, pequeñas si es para una zona urbana o grandes para una zona rural.
  4. Respecto a los modelos que existen:
  • Sillas para extremidades posteriores, son las más comunes debido a que es el tipo de discapacidad que más se presenta.
  • Sillas para extremidades anteriores.
  • Sillas de rehabilitación, no es muy común, pero son adecuadas para aquellas mascotas que están iniciando una fisioterapia, con posibilidades de volver a caminar, pero que deben usarlas mientras van retomando su habilidad.
  • Sillas Integrales, para las mascotas que tienen baja movilidad, pero no la han perdido totalmente.

Cuidados y recomendaciones a tener en cuenta

Es importante tener una adecuada alimentación y el uso de suplementos según lo indique el médico veterinario.

Sobre el cuidado físico debe saber que en algunos casos pueden presentarse ulceraciones, en especial en las zonas que más sobresalen por lo cual es fundamental una correcta asepsia y limpieza en dichas zonas. La limpieza con pañitos húmedos o agua y jabón es indispensable, en especial después de que realice sus necesidades, no deben quedar residuos que puedan generar incomodidad a su peludo.

Como se mencionó anteriormente se debe escoger la silla de ruedas ideal para evitar que se presente lesiones, principalmente por arrastre de las extremidades, en caso tal lo ideal es cubrir estas zonas para evitar el contacto con el suelo y que se formen heridas. Además, las fisioterapias son indispensables, las puede realizar usted como amo en casa con masajes suaves en sus extremidades, esto ayuda al riego sanguíneo, lo que disminuirá el dolor; también puede mover sus paticas para evitar rigidez y que se atrofien aún más las articulaciones.

Algunas mascotas debido a su parálisis, tiene problemas a nivel renal, por eso es muy importante que sea muy observador en este sentido, en especial si nota que el perro no ha orinado, debe ayudarlo.

Los paseos, una rutina que no debes dejar por fuera, así tu mascota este en silla de ruedas, salir al parque es una actividad que tanto tu como el disfrutaran a pesar de su discapacidad. Y lo más importante, bríndale todo el amor y cariño que puedas, demuéstrale que a pesar de su discapacidad mediante una silla de ruedas aún puede seguir corriendo y jugando sin ningún impedimento.