La 'cama Montessori', el método con el que Zuria Vega “entrena” a su hija para dormir

Zuria Vega se ha convertido en una experta con su hija Lúa

Los fans de Zuria Vega han sido testigos de su experiencia en la maternidad, gracias a que a través de redes sociales comparte un sin fin de consejos y momentos sobre ésta. A pesar de que se ha limitado a mostrar fotos de la pequeña Lúa, en las pocas que mostró cuando nació, dejó a todos enamorados.

Ahora que la actriz está en la espera de su segundo hijo y la pequeña cumplió dos años, compartió a través de su blog #SoyMamá el proceso que siguió para que Lúa comenzará adormir por su cuenta y fuera soltándola un poco.

"Les ha pasado que se imaginan que algo va a ser complicadísmo y cuando lo hacen no es así. A veces como mamá me sugestiono de más y las cosas resultan más fáciles de lo que creí o al revés. En fin aquí seguimos en el camino del aprendizaje con nuestros más grandes maestros, nuestros hijos", escribió Zuria en una imagen donde aparece sentada en la nueva cama que mandaron a hacer para su hija.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ↠zuriavvega↞☪ (@zuriavvega) el 26 Feb, 2019 a las 9:08 PST

La actriz reveló que se encuentra en la transición de cuna a cama de Lúa, lo cual es un tema que provoca miedo e inseguridad en los padres primerizos. Separar a los niños de papá y mamá no es fácil, especialmente a la hora de dormir. Muchos tienen miedo de que algo les pase a sus pequeños mientras duermen por lo que optan por dormir con ellos (colecho) hasta cierta edad. Sin embargo, la ctriz optó por acelerar este proceso ya que viene un segundo bebé en camino.

"Para mi era importante que lo hiciera antes del bebé. No quería que sintiera un desplazamiento sino que lo hiciera parte de su vida desde el principio porque cuando nazca el bebé, él va a dormir con nosotros", explicó Zuria.

Normalmente los padres no le prestan mucha atención a la elección de la cama, asumen que deben dormir en una normal como los más grandes pero con rejilla para que no se caigan. Pero más allá de las cuestiones relacionadas con la seguridad,  la cama debe garantizar un sueño profundo, lo cual influye en el desarrollo de los niños. Por ello, la actriz reveló que la cama en la que ahora duerme Lúa es una "cama Montessori" la cual, además de brindarle un descanso completo, le da cierta libertad de movimiento, sin recurrir a ningún aditamento.

Así es una cama Montessori:

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

 

Una publicación compartida de Anna & The Gang (@annathegang) el 26 Feb, 2019 a las 2:34 PST

El método Montessori se caracteriza por promover la autonomía e independencia de los niños, de modo que estos descubren el mundo con mayor libertad.

"Es una ventaja que lúa se duerma solita, que les guste su cama, hacerlos parte de su entorno . Para mí ha sido increíble ver cómo se adapta.  Lúa se mueve muchísimo y me daba miedo por eso preferí una cama al piso", dijo Zuria.

Esto por supeusto ha sido un proceso y según relata la actriz, ha sido muy rápido ya que Lúa se enamoró de su cama desde el primer momento. "Lúa está feliz con su cama. Ha sido muy fácil, desde que la vio se emocionó muchísimo. La primer noche la acosté a la misma hora (que en su cuna), le di beso y puse su elefantito (luz de noche). Se quedó perfecta, se levantó muy temprano al día siguiente, apagó su luz y fue a mi cuarto. El segundo día, hizo lo mismo, se levantó a su hora, apagó su luz y fue a mi cuarto. El cuarto día ya no se levantó, se quedó en cama y sólo me llamó."

Los beneficios de las camas Montessori

Cada pequeño es diferente, por lo que es importante ir adaptando este método a cada etapa de su desarrollo. Las camas inspiradas en esta forma de educación tienen características especiales como que son más bajas, casi al nivel del suelo, a demás de que tienen un diseño divertido. Entre los beneficios están: Estimulan la autonomía e independencia, son seguras y fomentan el aprendizaje.

Las camas Montessori estimulan las decisiones autónomas de los niños ya que les permiten que se trepen y se bajen cuando quieran, sin necesidad de esperar a que sus padres los metan o saquen de una cuna o cama con barrotes. Y claro, el riesgo de que sufran caídas o que se queden atrapados, disminuye.

View this post on Instagram

Beso familiar 💋🎄 Merry Xmas ⛄️

A post shared by ↠zuriavvega↞☪ (@zuriavvega) on

 

 

 

Te recomendamos en video