La ciencia responde la incógnita sobre si mezclar tragos genera más resaca

Los investigadores midieron la intensidad de la resaca en base a ocho síntomas. Entre ellos se encontraban dolor de cabeza, náuseas, mareos, y sed.

Tomar primero vino y luego cerveza, o viceversa, ¿genera más resaca?. Esa pregunta de mezclar bebidas alcohólicas ha rondado en la cabeza de muchos sin una respuesta concreta. Pero, los resultados de un innovador estudio, publicado en el Journal of Clinical Nutrition, ofrecen luces ante esta inquietud.

Las personas a las que les gusta beber confían en la sabiduría popular, por ejemplo, no mezclan bebidas alcohólicas, ni aumentan el porcentaje de alcohol en la bebida. Sin embargo, a pesar de la fama de estos “conocimientos”, hasta ahora no habían sido puestos a prueba por los científicos.

La resaca ocurre después del abuso del alcohol, es una condición caracterizada por una serie de síntomas desagradables como dolor de cabeza, sequedad de la boca, y náuseas. Hasta ahora no se conoce a ciencia cierta qué la causa.

Para responder a la incógnita de mezclar bebidas y la “resaca”, un grupo de investigadores invitaron a 90 voluntarios sanos de 19 a 40 años para participar; 45 hombres, 45 mujeres.

Fueron seleccionados de modo que cada tres (en varios casos dos) participantes eran del mismo sexo y edad, aproximadamente del mismo peso y altura, bebían aproximadamente la misma cantidad de alcohol y con la misma frecuencia sufrían de resacas.

Durante la prueba, los voluntarios del primer grupo primero bebieron cerveza, luego vino, los voluntarios del segundo grupo hicieron lo contrario. Los participantes del grupo de control bebieron solo cerveza o solo vino.

Una semana más tarde, el experimento se repitió, pero la secuencia del alcohol bebido cambió en los grupos: en el primer grupo, bebieron primero vino, luego cerveza, en el segundo grupo: primero cerveza, luego vino.

Los investigadores midieron la intensidad de la resaca en base a ocho síntomas. Entre ellos se encontraban dolor de cabeza, náuseas, mareos, y sed. Los participantes calificaron cada síntoma en una escala de cero a siete, y luego se agregaron todas las evaluaciones.

Sorprendentemente, el grupo de personas que mezclaron las bebidas calificaron la escala de síntomas entre 5 y 7 el nivel de la resaca: dolor de cabeza, náuseas, mareos, y sed. El estudio detalló que la mezcla de licores si podría influir en el nivel de resaca del siguiente día.

Te recomendamos en video: