Preparan un piscinazo más recatado para los reyes del Festival de Viña del Mar 2019

El piscinazo es uno de los eventos más tradicionales del Festival de Viña del Mar y estuvo a punto de ser cancelado años atrás tras una intensa polémica

El piscinazo de del Festival de Viña del Mar seguirá con el histórico cambio al que se sometió el año pasado, ya no solo fue una reina la que se lanzó a la piscina del hotel O'Higgins, sino que también lo hizo el rey, título que se incluyó después de 40 años, cuando en febrero de 1979 María Graciela Gómez era proclamada como la primera reina del Festival de Viña del Mar.

Nuevamente esta actividad será tal como fue estipulada por sus organizadores, algo recatada para evitar los conflictos, polémicas y el gran debate intenso que se suscitó en redes, cuando diversas organizaciones feministas se manifestaron en el pasado en contra del clásico piscinazo de la Reina de Viña, por la exposición del cuerpo femenino, mientras paralelamente otros alegaban que suspender la actividad era faltar a una tradición.

Historia del “piscinazo”

La "Reina del Festival de Viña del Mar" nació en 1982 cuando se coronó a Rafaella Carrá, pero el piscinazo llegó en el 2001, cuando a la actriz y cantante uruguaya Natalia Oreiro se le ocurrió lanzarse a la piscina del referido hotel, transformando el rito en una tradición.

En este piscinazo la reina y rey del Festival de Viña del Mar se deben lanzar al mismo tiempo a la piscina en medio de cientos de cámaras fotográficas que capturarán el momento.

El LX Festival de Viña del Mar, también conocido como Viña 2019 y Viña 19, se realizará entre del 25 de febrero al 1 de marzo de 2019 en el Anfiteatro de la Quinta Vergara, en la ciudad chilena de Viña del Mar, Región de Valparaíso, tal como lo reseña el portal “24Horas.cl”.

 

Te recomendamos en video: