Todo es culpa de Marte, así es la ira en las personas Aries, Tauro y Géminis

Aunque la ira o la rabia no son los rasgos más atractivos en una mujer, están muy presentes en ellas los hombres deben lidiar con eso.

De lo más natural puede estar una chica, conversando con unas amigas, y algo se cruza en su mente hasta estallar en una ira iracunda que no puede controlar. Así es la ira en las personas Aries, Tauro y Géminis.

Quizás fue recordar a tu ex o las bajas calificaciones en la universidad, no los aves bien, pero algo pasó.

Según la astrología todo es culpa de Marte, el Dios romano de la guerra ha entrado en tu corazón con una lanza y echa fuego por la boca.

Este Dios no toma amablemente el ser ignorado. Él es el tipo de persona que demanda atención, por lo que lo mejor es reconocer la presencia de esta energía y darle una salida viable.

Aprende a manejar este sentimiento. Así es la ira en las personas Aries, Tauro y Géminis.

Aries

Es lo contrario a Marte. Pero si a Aries se le suma Marte es dos veces la dosis media diaria de ira.

No es nada placentero para quienes están a su alrededor. La mezcla explica por qué la gente retrocede cada vez que haya la remota posibilidad de que no tengas contento con respecto a algo.

Alimenta tu estado de ánimo drenando es mala energía, quema calorías y hasta explota de vez en cuando. Verás la diferencia.

TE PUEDE INTERESAR: Horóscopo Chino: El año del Cerdo trae noticias en el amor

Tauro

La paciencia es su virtud, en ellas tarda un poco en llegar la ira, pero llega a la final. Al rey de la paciencia también se le acaban los cartuchos de paz y armonía.

Si los cuernos de Tauro no golpean cuando se enoja, la fuerza de la carga lo hará. Esta es mucha fuerza en una sola dosis. Prueba liberarla de poco en poco.

Ira en las personas Aries, Tauro y Géminis

Géminis

Las palabras ganan a la acción física cuando se enoja Géminis.  Eso es todo lo que puedes escuchar cuando sientes enojo, sobre todo porque no estás escuchando.

Sus víctimas son personas con limitada capacidad para hablar o expresarse. Es tan buena con la lengua que puede dar un discurso completo con fuerte argumentos sobre lo sucedido.

La recomendación es para quienes están a su alrededor. Trata de ponerte de su lado, aunque sólo sea por el hecho de entenderles.

Te recomendamos en video: