Científicos están cerca de poder diagnosticar el Alzheimer con una prueba de sangre

Un simple análisis de sangre puede detectar signos de daño cerebral en personas que se encuentran en el camino de contraer la enfermedad de Alzheimer, incluso antes de que muestren signos de confusión y pérdida de memoria, según un estudio reciente de la Washington University School of Medicine en St. Louis y el Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas en Alemania.

Los hallazgos, publicados en la revista Nature Medicine, no solo pueden identificar de manera rápida y económica el daño cerebral en personas con enfermedad de Alzheimer, sino también con otras afecciones neurodegenerativas como esclerosis múltiple, lesión cerebral traumática o accidente cerebrovascular.

"Esto es algo que sería fácil de incorporar en una prueba de detección en una clínica de neurología", dijo Brian Gordon, profesor asistente de radiología en el Instituto de Radiología Mallinckrodt de la Universidad de Washington y autor del estudio. "Lo validamos en personas con la enfermedad de Alzheimer porque sabemos que sus cerebros sufren mucha neurodegeneración, pero este marcador no es específico para la enfermedad de Alzheimer. Los niveles altos pueden ser un signo de muchas enfermedades y lesiones neurológicas diferentes".

La prueba encuentra la cadena ligera del neurofilamento, un tipo de proteína. Cuando las neuronas cerebrales se dañan o mueren, la proteína se filtra hacia el líquido cefalorraquídeo que baña el cerebro y la médula espinal y, desde allí, al torrente sanguíneo.

Se ha demostrado que hallar altos niveles de proteína en el líquido cefalorraquídeo de una persona proporciona pruebas sólidas de que algunas de sus células cerebrales se han dañado. Sin embargo, obtener líquido cefalorraquídeo requiere una punción lumbar, que muchas personas se resisten a obtener.

Te recomendamos en video