Quién puede tomar viagra y quién no

El consumo de la pastilla azul no es acta para todo tipo de personas.

Desde que llegó el viagra al mercado, revolucionó el ámbito médico y la forma de combatir la disfunción eréctil. Mucho se ha habla de los beneficios del viagra, pero poco se informó sobre las consecuencias adversas que produce su consumo. El sitio especializado SuMedico.com agrupó todos los efectos adversos del viagra, cuya droga -el sildenafil- y que fue aprobado en 1998 por la Food and Drug Administration (FDA).

En el mundo, cada segundo se venden 9 tabletas de viagra. Y actualmente, en farmacias de países como Reino Unido, el sildenafil puede adquirirse sin receta médica, sin embargo, el producto no es para todo tipo de personas que ya produce efectos adversos.

¿Cómo funciona?

El viagra es un medicamento que se prescribe en casos de disfunción eréctil para ayudar a mantener erecciones firmes y lograr relaciones sexuales satisfactorias, sin embargo puede tener efectos secundarios.

Tiempo de acción

Los efectos del medicamento comienzan entre 30 y 60 minutos después de que se toma, debido a esto, se sugiere que el viagra se tome cuatro horas antes de las relaciones sexuales.

¿Quiénes pueden tomarla?

El viagra solo puede ser prescrito en personas mayores de 18 años con impotencia sexual o disfunción eréctil.

¿Quiénes no deben tomarla?

Personas que presenten:

Dolor en el pecho al realizar ejercicio
Problemas del hígado o del corazón
Historial previo de derrame
Presión arterial baja
Tratamiento con nitratos
Cuando se tiene retinitis pigmentosa.

También se sugiere no usarla cuando existe pérdida de visión parcial o total, reacciones en la piel, fiebre, convulsiones o reacciones alérgicas graves.

Efectos secundarios

Pueden ser leves o moderados y de corta a mediana duración.

Los efectos adversos más frecuentes son:

Diarrea
Dolor de cabeza
Enrojecimiento de la cara
Presión arterial baja
Congestión nasal
Náuseas

Es importante aclarar que el tratamiento de la disfunción eréctil requiere siempre de una consulta con un especialista, quien es la única persona apta para determinar estados de salud.

 

Te recomendamos en video: