Mira los tipos de cuñadas que puedes encontrarte y cómo relacionarte con ellas

Logra una relación perfecta con tu cuñada y mantén a por buen camino tu relación.

La Súper cuñada

Este tipo de cuñada es prácticamente perfecta en todo lo que hace, Es una profesional exitosa, una perfecta ama de casa. Está al día de lo que se lleva y lo que no y como se hace todo. Es manipuladora y tiene una estrategia para todo, incluso para controlar cómo se desarrollan las relaciones dentro de la familia, donde le gusta llevar la voz cantante. Cuando decida tener hijos no dudes en que serán mejor en todo que los tuyos… relájate y nada de competencia.

La Cuñada Al Borde de un Ataque de Nervios

Es ese tipo de mujer que siempre está cansada. El trabajo, la casa, los niños la tienen con ojeras y sin tiempo para ella. Habla en monosílabos y tres frases inconexas, pero es que la pobre mujer no da para más. Compréndela. Y bríndale apoyo en todo lo que pueda.

La Cuñada del Alma

Es esa cuñada que puede convertirse en tu hermana. Podrías pasarte las horas muertas hablando con ella porque tienen mucho en común. Estás deseando que haya una reunión familiar para poder sentarte a su lado y echarte unas risas. Se llaman constantemente y hacen planes juntas. Es de la que podrá cuidar a tus hijos tan bien como tú, sin querer quitarte tu puesto.
La Cuñada Más Cool del Universo
Es una fashionista, siempre al día de lo que hay que llevar, te da consejos para que luzcas mejor. Es como tener a un ayudante que te resuma todas las revistas de moda en una merendola familiar o a una estilista profesional gratis.

La Cuñada social

Es la reina del cotilleo. Lo sabe todo y de todos y tiene una capacidad asombrosa para recopilar información, analizarla y volverla a distribuir junto con nuevos datos que ha ido recabando por el camino. Sólo ella sabrá las verdaderas razones de todo lo que acontece en la familia, desde rupturas hasta nuevos noviazgos.

Te recomendamos en video: