Prepara un delicioso bizcocho de uvas y canela para Navidad

Esta receta de bizcocho da para servir como postre para 6 personas.

A veces hay que darse una alegría, concederse un premio, un pequeño capricho durante Nochebuena. Con esta receta de bizcocho de uvas y canela, quédate tranquila porque te vas a sentir encantada y con una pequeña porción vas a quedar súper satisfecha.

Esta receta da para servir como postre para 6 personas por lo que si lo tomas en porciones más pequeñas, distribuyendo el pastel en pequeños pastelitos, puedes dar hasta para 10 o 12 raciones.

Acá te presentamos todos los ingredientes:

Para la masa necesitaras: 200 gramos de harina, 125 gramos de mantequilla, 75 gramos de azúcar, 1 huevo, 1 cucharadita de levadura química y, por último, un pellizco de canela.

Para el relleno de uva necesitaras: 350 gramos de uvas, la piel de medio limón, 1 palo de canela, y 1 cucharada de azúcar.

¿Cómo hacer el bizcocho de uvas y canela?

– Comenzamos preparando la masa. Para ello mezclamos la harina, la mantequilla y el azúcar, amasándolo durante unos 8 minutos hasta hacer una bola más o menos uniforme. La dividimos en dos mitades y guardamos una en la nevera.

– En la otra mitad, añadimos el huevo batido y la levadura, y la amasamos un rato hasta que ya no esté pegajosa. Luego, colocamos un papel de hornear y sobre él estiramos para formar la base de nuestro pastel ayudándonos con el rodillo. Dejamos reposar mientras hacemos el relleno.

– Preparamos un almíbar poniendo a cocer el agua con el azúcar, la canela y la piel de limón hasta que reduce a la mitad. Añadimos las uvas partidas por la mitad, sin las pepitas, y dejamos que se confiten en el almíbar durante unos minutos. Cuando están bien blanditas, las escurrimos y cubrimos con ellas la base que habíamos formado.

– Por último, precalentamos el horno a 175 grados, tomamos la mitad de la masa que habíamos dejado en la nevera y la vamos echando sobre las uvas formando pequeños trocitos o “miguitas” hasta cubrir toda la superficie del pastel. Una vez cubierto, lo metemos en el horno y lo cocinamos durante unos 35 minutos o hasta que la superficie de nuestro pastel tenga un espléndido color dorado.

– Una vez listo el bizcocho, lo puedes colocar como postre, luego de la cena Navideña. De seguro tus invitados degustarán un exquisito plato gracias a su dulce sabor a uvas y lo ligero de su masa.

Te recomendamos en video: