Una verdadera historia de amor: este hombre de 93 años visita todos los días la tumba de su esposa

“Después de conocerla, regresé a mi casa y le dije a mi padre aquella noche que había visto a la mujer con la que me iba a casar”, contó Richardson a la prensa.

Muchas veces, las malas experiencias amorosas obligan a las personas a perder la fe en la pareja o en el matrimonio. No es el caso de Ted Richardson, en EE UU, quien con 93 años, sigue visitando todos los días la tumba de su esposa.

Florence Richardson murió hace cinco años, pero Ted no se resigna a perderla y a abandonarla en el cementerio, por lo que seis días a la semana acude a la  tumba de su amada para hablar con ella y ponerle flores frescas, reseñó el diario local Wesh2.

Y no es un camino fácil ni el cementerio queda en la esquina de su hogar: el hombre toma tres autobuses para llegar al cementerio pero Ted considera que casa visita es muy importante. Ha visitado 1.300 veces el lugar donde descansan los restos de su amor.

pareja

La pareja se conoció muy joven en 1941, Ted apenas tenía 16 años y ya sabía desde ese momento que Florence sería su esposa.

“Después de conocerla, regresé a mi casa y le dije a mi padre aquella noche que había visto a la mujer con la que me iba a casar”, contó Richardson a la prensa.

Más tarde, al cumplir la mayoría de edad, ingresó a los Marines y luchó en la Segunda Guerra Mundial mientras lo acompañaba siempre una foto de Florence.

Al regresar a casa, la pareja se casó. Florence se dedicó a trabajar con el FBI y Ted se convirtió en maestro en un colegio.

pareja

Fueron compañeros de vida durante 72 años, hasta que Florence falleció. Ya hora, su esposo está retribuyendo todo el amor y compañía que ambos disfrutaron en vida.

Y aseguró que seguirá visitando a su esposa hasta el día en que no pueda más, cuando las fuerzas le falten. De lo contrario, continuará a su lado.

“Dios me dirá cuando ya sea suficiente”, manifestó. “Hasta pronto, amor”, dice al despedirse de su esposa.

Te recomendamos en video: