Que tus viajes familiares no se arruinen

Aunque estés de paseo, los problemas estomacales de tus hijos pueden solucionarse. Sigue estas recomendaciones.

Melisa, de tres años, por fin conocerá el mar y su madre alista su traje de baño. Fernando, su padre, conducirá hasta este destino y se asegura de que el auto esté bien y de llevar a mano un botiquín de emergencias. Durante el camino, empiezan a sentir el calor y compran un jugo de fruta helado para refrescarse. Pero esto afecta a la niña, quien al llegar a la playa se queja de dolor de estómago y tiene diarrea.

¿Te sientes identificada con este caso? Seguramente te ha pasado que planificas un viaje en familia para salir de la rutina y olvidarte de todo, pero algo te juega una mala pasada y lo que pensabas que sería perfecto, no termina siéndolo.

Ante una situación similar a la de Melisa es importante saber cómo actuar. Cuando nuestros hijos son pequeños, lo primero que debemos hacer es visitar al pediatra y conforme van creciendo podemos utilizar productos que nos dieron resultados en anteriores ocasiones.

María Augusta Zurita es la especialista de cabecera de la pequeña de este caso, en el que el uso de probióticos es la recomendación básica.

Los padres de Melisa fueron muy precavidos y llevaron consigo un botiquín con suero oral, pastillas para fiebre y medicamentos que refuerzan las bacterias buenas del organismo y le administraron vía oral a su hija.

“Hay que tener este as bajo la manga, definitivamente”, dice la pediatra, quien explica que cuando el paciente es aún menor, de entre 10 y 12 meses, hay que reforzar la dosis cada 12 horas.

El alivio se verá de inmediato porque gracias a los compuestos de los probióticos las vellosidades del intestino se reponen con mayor rapidez y los niños siempre asimilan más rápidamente cualquier medicamento.

Finalmente, Melisa logró disfrutar del mar. Su diarrea disminuyó en frecuencia y duración, y sus padres estuvieron pendientes de su hidratación constante para que su recuperación fuera un éxito.

Recomendaciones

La doctora Zurita advierte que los pacientes deben mantenerse alimentados y tomando mucho líquido porque hay casos en que el cuadro clínico va acompañado de vómitos y decaimiento, lo que puede dificultar el proceso de mejoría.

¡Así que ya lo sabes! Aunque siempre debes consultar con el médico antes de administrar alguna medicina, es muy oportuno tener este tipo de productos como aliado en tus viajes para afrontar de mejor manera los episodios de problemas estomacales que pudieran presentarse.