¡No sufras! Estos remedios caseros te ayudarán a quitar el dolor de muelas y dientes

Nadie quiere pasar por un dolor de muelas

Un dolor de muelas no es divertido en absoluto e incluso puede llevar a complicaciones graves de salud. Quienes han pasado por algo así, lo describen como un dolor punzante que rodea la cabeza entera . El diente puede ser sensible a la temperatura, al masticar o morder, sensible a los dulces, o incluso puede tener un dolor agudo o un dolor sordo.

Las causas más comunes de los dolores de muelas son la caries dentales, la inflamación, un absceso, un diente agrietado o impactado, enfermedad de las encías y dientes sensibles.

Caries: Se producen por una higiene deficiente generando la destrucción de tejido del diente o muela, esto es causado por bacterias y ácidos que se depositan en los dientes producto de lo que comemos. Si no es tratado a tiempo, puede dañar la encía y perforar el nervio causando un dolor muy agudo e insoportable. Cabe mencionar que los niños son más propensos a tener caries que los adultos.

Muelas del juicio: Provoca dolor e inflamación debido a la presión que ejercen los molares al intentar salir a través de la encía. La recomendación para las muelas del juicio que causan molestias es, generalmente, la extracción, la cual debe realizarse por un especialista. 

Aunque lo más aconsejable es acudir al especialista cuando presentes cualquier tipo de dolor en la boca, no está de más conocer algunas de las medidas básicas sobre lo que conviene y lo quno conviene hacer en estos casos si es que no puedes acudir a la clínica. 

Agua oxigenada

Vacía un poco en la tapa de la botella y haz buches por 10 minutos varias veces al día hasta que vaya bajando el dolor

Sal y pimienta con agua:

Mexcla una cucharada de cada uno con un poco de agua hasta formar una pasta. Aplica en el área inflamada o donde sientas dolor por unos cinco días. Esto eliminará las bacterias y áreas inflamadas.

Ajo:

Machaca algunos dientes de ajo y agrega un poco de sal de mesa. Aplica la mezcla en el área donde sientas dolor. Puedes también simplemente poner un poco de sal a los dientes de ajo y masticarlos. El ajo es bueno para aliviar cualquier malestar bucal ya que tiene propiedades antibióticas y que ayudan a disminuir el dolor. 

Hielo

En los casos en los que existe una caries avanzada y se desarrolla un flemón, es conveniente aplicar hielo de manera externa en la mandíbula. Lo mejor es envolverlo en un pañuelo o tejido para evitar que el contacto directo con el frío te queme la piel.

Mastica perejil

El perejil posee diferentes propiedades que son realmente útiles a nivel preventivo para el dolor de muelas ya que baja la carga bacteriana de la boca.

Aceite de clavo

El clavo es una especia con muchas propiedades antibacterianas, antisépticas y anestésicas. La aplicación directa del aceite de clavo servirá como prevención para evitar que se desarrollen las bacterias dentro de la boca. Si no encuentras el aceite, puedes moler unos 4 clavos hasta obtener un polvo. Introducelo en una bolsita fabricada con un filtro de café y unta cuando duela.

Te recomendamos en video