5 particulares formas de combatir la soledad en estos tiempos

No se burlen más de Fry besándose con el robot de Lucy Liu.

Estamos más solos, es un hecho. No nos alertamos: tenemos todo al alcance de la mano. Desde la comida, hasta el entretenimiento. Somos islas perfectamente amuebladas que pueden resolver todas sus necesidades, incluso la de la interacción, lograda a través de la tecnología. Y el futuro que alguna vez se plasmó en la película “Her”, de Spike Jonze, ya nos parece normal al hablar con nuestros asistentes virtuales. Pero, ¿normal?

 Un estudio de la Universidad de Brigham Young muestra que está a punto de ser un gran problema de salud pública. Y que la soledad puede matar. De hecho, si una persona vive sola y se aísla socialmente, aumenta el riesgo de mortalidad hasta un 32%.

 Cabe aclarar que cada situación de soledad obedece a varios factores. Pero aquella soledad crónica, que afecta tanto a jóvenes como adultos, hace que existan recursos –tanto humanos como tecnológicos– en los que se pretende combatir la soledad de una y otra manera. Estas son las que están más al alcance de la mano que se han ideado como recurso ante (o con) la terapia.

 “Her” sí es una realidad

 Pero en forma de robot de realidad aumentada. Mejor, en forma de imagen. Gatebox se hizo popular en Japón, un país donde realmente sí cuesta relacionarse (más del 40 por ciento de hombres y mujeres entre los 18 y 34 años son vírgenes) por timidez y problemas sociales originados por el exceso de tecnología. ¿La solución? Un robot de compañía. Este, al igual que el dispositivo que personificaba Scarlett Johansson, Hatsune Miku, el personaje principal de “Her”, tiene sensores, habla con su usuario, tiene parlante y reconoce rostros. También controla funciones del hogar y sirve de asistente. Este año se anunció la producción en masa del dispositivo.

 Fribo

View this post on Instagram

🐱Робот Fribo для борьбы с одиночеством Корейские инженеры создали робота для коммуникации людей, живущих поодиночке. Слушая звуки в доме, он анализирует происходящее и может рассказывать об этом друзьям человека, использующим такого же робота. 👉Предполагается, что это поможет людям бороться с одиночеством и будет побуждать их общаться с людьми, комментируя их бытовые действия. Разработка была представлена на конференции HRI 2018. #технологии #xiaomi #fribo

A post shared by XIACOM 📳 (@xiaomi.community) on

 Este es otro robot de compañía que quiere ayudar a las personas jóvenes que viven y trabajan solas, una cifra que ha aumentado desde la recesión económica de 2008 al 39%. Pero Fribo no es como Gatebox, que suple la compañía: invita a buscarla. De hecho, invita a escribir a otra gente y a compartir en un espacio virtual donde se les indica a estas otras personas que lo comparten qué hace el usuario. La persona puede también dar acceso a otro tipo de actividades. Este fue presentado en la ACM/IEEE por científicos coreanos y ha recibido reviews mixtos: mientras unos se sienten motivados por ver lo que hacen sus amigos, otros consideran que eso es una invasión a la privacidad.

 Apps especializadas

 Sí, hay muchas apps para hacer amigos, hay apps para tener sexo y apps para todo tipo de relaciones. Pero para solitarios, hay apps como Amintro, que ayuda a relacionarse a adultos solitarios de más de 50 años (que en el Primer Mundo tienen hijos adultos que casi no ven) y que sirve para hacer amistades y planes. Su registro es gratis. Tastebuds, por su parte, sirve para unir a gente según sus gustos; My Film Club se basa en las cosas cinematográficas que se tenga en común; o Chattous, que es para hablar horas y horas siguiendo el filtro de perfil deseado.

 Comunidades nuevas

 Están desde las cenas que se hacen para integrar personas (que también tienen el formato de cena clandestina o comunal) o eventos como los que hace Daily Guru. También hay comunidades locales de diversos intereses a las cuales unirse y el cohousing, la alternativa de muchos adultos en edad de jubilación, que viven su retiro en casas compartidas para equiparar gastos y por supuesto, para aliviar la soledad.

 Pasear personas

 Y así como los perros necesitan compañía, ejercicio y actividad para ser felices, los seres humanos también. Chuch McCarthy, actor en paro, aplicó la misma premisa en Los Ángeles y por 30 dólares (ahora la tarifa comienza en 7) sale con las personas a caminar y a hacer ejercicio o simplemente a hablar. Ya cuenta con staff propio y quiere expandirse por todo Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO