Eutanasia, difícil decisión para nosotros, acto de bondad para ellos

¿Cuándo debe realizársela a su mascota? Aquí le contamos.

Hablar de eutanasia no es fácil, pues cuando se trata de nuestro amigo fiel es difícil tomar este tipo de decisión y a veces por egoísmo o por el apego emocional que tenemos con nuestra mascota, la sola idea de pensar que ya no este nos causa miedo, angustia y dolor, pero es muy importante y de principal relevancia que prime su bienestar por encima del de nosotros.

La eutanasia es un procedimiento humanitario que en el ámbito veterinario se define como: “la muerte sin dolor” y podrá realizarse solo bajo la previa autorización del dueño de la mascota; y se considera como un recurso terapéutico o como una medida sanitaria, cuyo método aplicado deberá ser farmacológicamente aceptado, humanitario e indoloro.

¿Pero en qué situaciones se debe contemplar este tipo de decisión?

Jorge Gallego Rodríguez, coordinador de medicina interna de pequeñas especies de la Universidad de Antioquia, explica en qué situaciones se debe contemplar la eutanasia como una opción.

  • Cuando el dolor o sufrimiento ya no pueden ser controlados por analgésicos o cualquier otro tratamiento.
  • Un animal gravemente herido que fue atropellado y tiene múltiples fracturas que comprometan la columna y la médula espinal.
  • Cuando tiene cáncer metastásico, insuficiencias renales crónicas o insuficiencias cardíacas descompensadas.
  • Cuando representa un riesgo para la salud pública; infectados de rabia o portadores de brucelosis o leptospirosis.

Cabe aclarar que nunca debe tomarse esta decisión cuando ya no podamos tener la mascota por un cambio de casa y por espacios ya no pueda seguir con nosotros o simplemente porque ya no la quiera, en ese caso existen hogares de paso o fundaciones que las reciben y les buscan un nuevo hogar, pero para estas situaciones o similares jamás contemplar la eutanasia como una alternativa.

 ¿En qué consiste la eutanasia, le causará dolor?

Es de aclarar que este es un método humanitario, el cual no le causara ningún tipo de dolor o sufrimiento a su mascota, se trata que quede dormido de una forma tranquila y serena.

Este procedimiento consiste en suministrarle a su amigo peludo un sedante, en especial cuando están nerviosos, estresados o con mucho dolor, esto con el fin de aliviarlo y proporcionarle tranquilidad.  Seguido a esto se le administra vía venosa el medicamento abalado para este proceso, el cual generara que la mascota  quede inconsciente y deje de padecer dolor, presente una parálisis cardiorrespiratoria, sin sentir sufrimiento pues hay que recordar que ya se encuentra inconsciente.

Para tener en cuenta, y es algo que igualmente se le debe mencionar a los propietarios es que al estar relajados los músculos es posible que la mascota orine o defeque.

¿Dónde realizar este tipo de procedimiento?

La eutanasia es un procedimiento que debe realizarse siempre bajo la supervisión del médico veterinario, bien sea en la clínica o su casa en dado caso que así lo solicite y el médico acceda. Es recomendable que si lo realiza en la clínica le lleve a su mascota  su cama preferida, su manta y algunos de sus juguetes, con el fin que se sienta lo mas cómodo y a gusto posible, siempre velando por su bienestar.

Algunos otros aspectos a tener en cuenta

  • Acompañar a su mascota en sus últimos momentos es importante, tanto para el porqué le proporciona seguridad y no se siente solo, y para usted porque dices adiós, pero con la tranquilidad que lo acompañó en todo momento.
  • Aunque suene un poco doloroso y fuerte, puede disponer de los restos de su mascota,para que lo entierre si así lo desea.
  • Es normal que usted sienta dolor, tristeza, depresión, pero estas sensaciones forman parte del duelo, no se prive de llorar o sentir este tipo de emociones, expresarlas le ayudará con el duelo, tómese su tiempo, pero eso si cada día intente recordar más los buenos momentos y quédese con ellos.
  • Sentirse culpable es normal, pues siempre queremos o pensamos que se pudo hacer algo más, pero tenga presente que su mascota siempre estará agradecida por el cariño que le brindó y porque hasta el último minuto estuvo a su lado y que con su decisión le permitió que dejara de sufrir y descansar en paz.