¡Mamma mia! 3 ricas recetas de salsa para pasta

Un toque mágico no queda mal en cualquier plato

En Italia echarle salsa al plato tradicional, como lo es la pasta, puede ser un pecado capital. Sin embargo, hay excepciones como las recetas que te vamos a presentar debido a que mantiene la esencia de un delicioso plato que seguramente disfrutarás.

Directamente de los mejores restaurantes de Roma, te presentamos 3 tipos de salsas que puedes preparar en una ocasión especial.

Salsa de Cebollino

salsa para pasta

Ingredientes:

  • -15 gramos de harina
  • -15 gramos de mantequilla
  • -250 ml de leche
  • -Sal y pimienta
  • -Un manojo de cebollino

Realización:

1-Realizar una bechamel, hacer el roux con la mantequilla y la harina. Tostar en una sartén durante minuto, remover y mezclar continuamente. Deje enfriar.

2-Hervir la leche, añadir poco a poco al roux que debería estar prácticamente a temperatura ambiente. Mezclar bien antes de volver añadir de nuevo más leche. Así hasta el final.

3- Poner al fuego y empezar a cocer la bechamel. Añadir la sal y la pimienta al gusto.

4- Picar el cebollino y añadir a la salsa bechamel, revolver. Dejar cocer unos 5-7 minutos.

Carbonara de Calabacín

salsa para pasta

Ingredientes:

-200 gramos de panceta
-2 calabacines
-30 gramos de queso parmesano
-200 ml de crema de leche
-4 yemas de huevo
-Sal y pimienta negra recién molida
-Un poco de cebollino.

Realización:

1- Cortar los calabacines en cuatro a lo largo y después y cortarlos en rodajas de un dedo de anchas aproximadamente. Cortar la panceta en tiras.

2-A parte de mezclar en un bol, el queso, la crema de leche y las yemas de huevo con un poco de sal y reservar para utilizar más tarde.

3-En una sartén dorar la panceta hasta que quede crujiente y añadir el calabacín, saltear un parte de minutos y añadir la pasta cocida, mezclar.

Ragú de Ternera

salsa para pasta

Ingredientes:

-500 gramos de carne de ternera para guiso (morcillo, pecho, etc)
-400 gramos de tomate triturado natural o 500 gramos de tomates maduro.
-1 cebolla
-1 Zanahoria
-1 rama de apio
-1 vaso de vino blanco seco
-1 cucharada de albahaca seca o una ramita fresca
-1 cucharada de perejil seco o una ramillete fresco
-10 gramos de queso parmesano
-Aceite de oliva
-Sal y pimienta
-Nuez moscada

Realización:

1-Cortar la carne en trozos pequeños. La ponemos al punto de sal y pimienta y añadimos una pizca de nuez moscada.
2-En una cazuela con aceite de oliva dorar por igual toda la carne. Añadir la cebolla, la zanahoria y el apio cortado en brunoise (bien menudito). Cuando estén blandos añadir el vaso de vino blanco y dejar que reduzca casi por completo.
3-Añadir el tomate triturado o los tomates sin pepitas y sin piel y bien troceados. Añadir las hierbas secas y dejamos cocer durante una media hora. Si tenemos hierbas frescas la añadimos unos 5 minutos antes del final.

Te recomendamos en video