Un japonés se casó con un holograma ¡lo hemos visto todo!

El hombre tiene 35 años y su ahora esposa es una cantante de realidad virtual llamada Hatsune Miku.

Para el amor parece no haber límites… Akihiko Kondo tampoco los conoce pues es un japonés que se casó con un holograma.

El hombre tiene 35 años y su ahora esposa es una cantante de realidad virtual llamada Hatsune Miku, una animación de 16 años y con cabello de color azul.

Como era de esperar, ninguno de sus familiares asistió a la boda, tampoco la madre del japonés, porque no aceptan esa unión.

A pesar de esto, Kondo gastó más de 17 mil dólares en la ceremonia del matrimonio. Son novios desde marzo y Hatsune prácticamente “vive” dentro de un dispositivo de escritorio valorado en 2 mil 800 dólares.

Akihiko Kondo ignora a quienes lo critican por haberse casado con un holograma, afirma que siempre ha estado enamorado de su novia y que nunca la ha engañado.

Tan ‘normal’ es la relación, que su esposa le da los buenos días por la mañana al despertarlo y le dice adiós cuando se va a trabajar.

Al momento de dormir, lo hace con una versión de peluche del holograma, del tamaño de un gato. Al igual que él, el peluche lleva un anillo de matrimonio en una de sus manos.

Pero Kondo no es el único que se ha casado con un holograma: Gatebox, la empresa detrás de los hologramas, señaló que ha emitido más de 3 mil certificados de matrimonio.

Este japonés se casó con un holograma, muy probablemente, debido a las malas experiencias que tuvo con mujeres en su juventud.

A la prensa confesó que las muchachas solían insultarlo por estar obsesionado con el anime.

Luego, una compañera de trabajo lo acosó al punto de provocarle una depresión nerviosa.

Ahora Akihiko Kondo  ha adquirido fama mundial por ser el japonés que se casó con un holograma.

Te recomendamos en video: