El bebé de Meghan Markle y Harry podría ser de alguno de estos signos del zodiaco y esto es lo que significaría

Esotéricamente, el próximo lnacimiento del primer bebé de Meghan Markle y Harry tiene un significado especial

Cuando se dio a conocer la noticia de que Meghan Markle estaba esperando su primer hijo con el príncipe Harry a principios de octubre, el mundo entero enloqueció. Y no es para menos, pues la historia de amor más polémica de la realeza ¡por fin estará dando sus frutos!

Todos esperan ansiosos la nueva adición a la familia real pero ¿qué podemos esperar del primogénito de esta adorable pareja?

Lejos de pensar en si será niño o niña o qué implicaciones tendría cualquiera de las posibilidades sobre sus cargos reales, hicimos un análisis esotérico del nacimiento del nuevo miembro de la familia.

Si los cálculos no fallan, Meghan estará dando a luz en los primeros meses del año, cuando la primavera entre en 2019.

Ésta estación podría significar que el bebé de Meghan y Harry podría ser un Aries, Tauro o Géminis.

La temporada de Aries marca el inicio del equinoccio de primavera el 21 de marzo y continúa hasta el 19 de abril. La temporada de Tauro es desde el 20 de abril hasta el 20 de mayo, y la temporada de Géminis es desde el 21 de mayo hasta el 20 de junio, que es cuando empezamos a entrar en el territorio veraniego. La especulación sobre una fecha exacta proviene de la revista británica Hello! do de declaran que Meghan tenía aproximadamente 12 semanas de embarazo en la fecha de anuncio del 15 de octubre, lo que indica su fecha de parto alrededor del 29 de abril.

ARIES

Si este bebé real es un Aries, su personalidad será vibrante y quizás un poco impetuosa, pero altamente arraigada en un sentido de individualidad. Aries es el signo de fuego cardinal, lo que significa que enciende a las personas donde quiera que vaya para usar su intuición y ser su mejor yo. Aries gobierna la primera casa de identidad en la astrología, por lo que la personalidad independiente de este bebé le brindará una gran habilidad para inspirar a las personas que la rodean.

Da la casualidad de que actualmente no hay ningún Aries ardiente en la familia real, por lo que si este bebé es uno, ¡una pizca de espíritu juvenil será una adición genial para la Casa Real!

TAURO

El bebé estará en excelente compañía si él o ella es un Tauro, porque muchos de sus parientes comparten este signo zodiacal de tierra.

Sus primos, la princesa Charlotte (2 de mayo) y el príncipe Louis (23 de mayo)  son Tauro y su bisabuela, la reina Isabel II (21 de abril) también.

Este es el signo de tierra que gobierna la segunda casa astrológica de posesiones materiales. Los Tauro pueden tener  un gran balance cuando se trata de su moral, y también tienden a disfrutar de las mejores cosas de la vida. Esta señal prácticamente nació para ser realeza y el nuevo bebé real probablemente será una persona lógica, reflexiva y divertida. ¡Un buen rasgo para cualquier persona que sea parte del linaje gobernante de un país!

GÉMINIS

¡Da la casualidad de que el esposo de la reina Isabel II, Philip, duque de Edimburgo, también es un Géminis!

Un signo de aire en la familia es también una mezcla muy interesante. Los Géminis son muy intelectuales y reflexivos. Sus cerebros pueden recorrer una milla por minuto con ideas, y su ingenio y su boca son aún más rápidos. Como signo de aire mutable, están tomando constantemente la vida tal como viene y siendo capaces de procesarla racionalmente, mientras se lo pasan bien.

Géminis gobierna la tercera casa de comunicación astrológica, por lo que es probable que este niño sea un poco más intenso que el propio rey. Pero la variedad solo haría las cosas más divertidas para la familia.

 

Te recomendamos en video