La Reina Elizabeth no quiso creer en la gravedad del accidente en el que murió Lady Di

La reacción de la Reina Elizabeth ante el primer reporte del accidente de Lady Di no le dio nada de crédito a la gravedad el asunt

Era el año 1997 y los medios quedaron congelados con la noticia, un accidente de transito en París, tenía como víctima fatal nada más y nada menos que a la Princesa Diana, algo que se contaba y no se podía creer. Para ese entonces, los primeros en enterarse fueron los miembros de la familia real, que en esa madrugada, despertaron a una llamada de los cuerpos policiales que hacían eco de lo sucedido.

El momento en el que la Reina Elizabeth II, supo lo que sucedía, simplemente no lo creyó, así quedó registrado en el libro del periodista Andrew Morton, donde él mismo colaboró con Diana en vida y que finalmente tuvo acceso a esta reacción. La Reina simplemente no creyó en la gravedad del asunto y lo primero que sugirió fue que debieron engrasar bien los frenos del vehículo.

Con esta reacción quedó más que entendida, lo fracturada que estaba la relación de Diana con la Reina Elizabeth, pues en otro contexto se habrían activado las alarmas de manera inmediata. Sin embargo, ni la reacción de la Reina ni lo buena o mala que pudiera ser su relación con Diana, iban a salvarla de su trágico final que sin duda traumatizó a la corona británica en gran medida y sigue dando de qué hablar hoy en día.