Cuídate de la ameba “come cerebros” en las piscinas que puede matarte

Un hombre de 29 años murió en Texas por culpa de la ameba "come cerebros".

Fabrizio Stabile, de 29 años, surfeó en una piscina de olas en Texas, sin saber que sería la última vez: la ameba come cerebros le quitó la vida.

El hombre, después de nadar, comenzó a sentir fuertes dolores en la cabeza, explicaron sus amigos a la prensa. Tomó un par de calmantes y se acostó a dormir, con la esperanza de que el dolor desapareciera.

Al día siguiente tenía un malestar más intenso, al punto que Fabrizio no podía levantarse de la caminar, caminar o hablar con coherencia.

Ameba come cerebros

La inflamación del cerebro y la fiebre que presentaba, eran compatibles con meningitis bacteriana. Recibió tratamiento para ese diagnóstico, sin presentar mejorías.

Los médicos realizaron múltiples pruebas hasta llegar al diagnóstico correcto: meningoencefalitis amebiana primaria, ocasionada por el parásito Naegleria fowleri, mortal en el 98% de los infectados.

Cómo afecta al paciente la ameba come cerebros

La infección por la ameba come cerebros destruye por completo el tejido cerebral, inflama el cerebro y produce la muerte.

Presta atención en dónde te sumerges ya que la Naegleria fowleri puede estar presente en cuerpos de agua dulce, aguas residuales, piscinas con mal mantenimiento y fuentes de agua potable geotermal.

El parásito puede sobrevivir en temperaturas que superan los 46°C.