Te romperá el corazón leer esta carta que le escribió a su novia un hombre llamado Kyle James

Ambos dejaron sus vidas atrás para viajar por 15 países y 38 ciudades. Te sorprenderás con lo que sucedió.

En 2015, mi novia Ashley Grigsby y yo (Kyle James) dejamos nuestros trabajos de 9 a 5 y compramos boletos de ida de nuestra casa en Denver a Nueva York, y de Nueva York a París.

Pasamos los siguientes 114 días viajando por 15 países y 38 ciudades, solos pero juntos. Antes de que nos fuéramos, habíamos estado saliendo por cerca de tres años y habíamos caído en la rutina. Así que decidimos arriesgar nuestro futuro y fue lo mejor que hicimos.

Cuando volvimos, escribí mi primer libro sobre nuestra experiencia, y cuando recibí la primera copia por adelantado en mi correo, lo puse en mi mochila y llevé a Ash a caminar. Paseamos por las Montañas Apalaches hasta el lugar en donde nos dimos nuestro primer beso. Ahí saqué el libro y le pedí que leyera la dedicatoria.

🙄

A post shared by Ashley Grigsby (@ash.griz) on

Esta es (una versión un poco más larga de) lo que leyó:

Mi dulce Ceniza,

Sin tu empujón, nunca habríamos caído.

Siempre has soñado con viajar por el mundo. Cuando empezamos a salir, era de lo único que hablabas. Me dijiste que no podías esperar para salir de esta pequeña ciudad universitaria, como no podías esperar para experimentar la vida a través de una lente diferente.

Cuando nos graduamos de la prepa, queríamos celebrarlo viajando juntos, pero te dije que no, pues apenas entraríamos a la carrera.

Te dije que no teníamos tiempo ni dinero para viajar por el mundo y te pedí que esperáramos un poco. Me escuchaste.

Nos mudamos a Denver para comenzar nuestras carreras. Comenzaste a trabajar como profesora de un jardín de niños, mientras que yo enseñé a los pequeños cómo administrar sus finanzas.

Cada año a medianoche, mientras brindábamos con champán barato y nos besábamos suavemente al ruido de fondo de las campanadas de víspera de Año Nuevo, me pedías viajar por el mundo juntos.

Me pedías que te llevara a románticos rincones de Praga e íntimas islas de Tailandia. Me pedías que pasáramos nuestras noches en Italia y nuestros días largos bajo las cabañas de playa en las islas griegas.

Cada año me preguntaste y cada año te daba una razón por la que deberíamos esperar. Te dije que necesitábamos más experiencia laboral. Me escuchaste.

Un año más tarde, me ofrecieron un nuevo trabajo; el de mis sueños. Cuando llegué a casa con la noticia, pude ver que estabas devastada.

Tus ojos comenzaron a brillar mientras sonreías y me felicitabas por aceptar por lo que había trabajado tan duro.

"¡Ahora podemos tomar vacaciones épicas!", le aseguré.

Pero ambos sabíamos que lo que habíamos hablado durante años y lo que habías estado soñando toda la vida acababa de desaparecer ante nosotros.

Pocas semanas después de entrar al nuevo trabajo lo odiaba. No era lo que pensé y volví a casa sintiéndome un perdedor.

Había trabajado tan duro durante años para llegar a este punto y resultó que no era lo que quería hacer con mi vida. Me senté en el sofá, me miraste a los ojos y me dijiste que tenías una gran idea.

Estaba asustado de dejar las comodidades que teníamos en Denver, pero verte sonreír cada mañana, me aseguraba que todo estaría bien.

Era difícil para mí amar nuestro viaje durante las muchas noches sin dormir en el sofocante calor de la Toscana y los agotadores días de viaje en las selvas de Tailandia, pero al superar estas pruebas y juntos, nos enamoramos más profundamente porque éramos todo lo que teníamos el uno del otro.

Cuando llegamos a casa, tenía miedo de no terminar mi libro sobre los viajes, o no poder encontrar un editor, pero me pediste que siguiera escribiendo.

Ash, eres el viento de mis velas y la tinta de mi pluma. No importa a dónde vaya o lo que haga, lo único que estoy seguro es que te quiero a mi lado.

En cada acantilado, en cada lugar. En puesta del sol mediterráneo. Siempre te quiero a mi lado. No quiero dejar de explorar el mundo contigo, Ash.

¿Te casarías conmigo?

Kyle James vive y escribe en Asheville, Carolina del Norte. Por razones desconocidas, ya no mantiene una relación con Ashley, ambos anunciaron que se casarían este año en el mes de julio, pero no fue así. Sin embargo, Kyle ha tenido éxito con su libro 'Not Afraid of the Fall', el cual ha sido su debut como escritor.

La expareja no hizo pública su ruptura, pero en esta foto del instagram de Ashley, ella confirma el final de la relación.

Happy wedding day to me. Actually I guess non-wedding day to me. July 3rd was going to be our wedding day. We would be celebrating our love… yes our real love… in Croatia today. Funny how things change. I never publicly announced the breakup or felt the need to explain why it all ended. Why such a dreamy love ended. Because there is no reason. Sometimes life just changes and people evolve and a life that was once right just isn’t right anymore. And that’s okay. Love grows. Love evolves. Love changes course. And that’s okay. I am okay. I am grateful for the love I once had. The love that molded me into the person I am today. The love that taught me about exploration and frustration and adventure. That love will never be gone. That love is forever in my heart and in my identity. So thank you 2011-2017 for getting me here. Thank you to my love and my partner that brought me to this place. Thank you friends and family that have held my hand through the heartache and struggle. Thank you Mother Earth for celebrating today with me and sending me so many messages proving that where I am today is exactly where I am supposed to be. And thank you self for finding the strength to listen to your inner voice and trust that the universe has your back always. • • • • • #aeriereal #love #heartache #heartbreak #honesty #tattoos #girlswithtattoos #mothtattoo #finelinetattoo #armtattoos #notafraidofthefall

A post shared by Ashley Grigsby (@ash.griz) on

Este es el libro de Kyle James

Te recomendamos leer: