Hace 28 años, esta enfermera le salvó la vida cuando era bebé y ahora son compañeros de trabajo

La sorprendente historia ha captado la atención del mundo entero.

Brandon Seminatore nació prematuro en 1990. Sobrevivió gracias al trabajo del personal sanitario del hospital de niños Lucile Packard de Palo Alto, Estados Unidos, California. La enfermera que más cuidó de él fue Vilma Wong. Ahora, 28 años después, Seminatore ha empezado a trabajar como pediatra residente en el hospital en el que nació y Wong no ha cambiado de empleo a pesar del tiempo transcurrido.

A chance encounter at Lucile Packard Children’s Hospital Stanford has led to a heart-warming reunion between nurse and…

Posted by Stanford Children's Health – Lucile Packard Children's Hospital Stanford on Wednesday, August 15, 2018

El 16 de agosto, el hospital compartió las dos imágenes anteriores en Facebook. La historia ha captado la atención de muchos medios de Estados Unidos y del mundo.

"Brandon, uno de nuestros pediatras residentes, nació hace 28 años en el hospital con solo 28 semanas (seis meses y medio de gestación). Vilma fue su principal enfermera. Casi 30 años después, Vilma reconoció su nombre mientras hacía una ronda por el hospital", indica el hospital en Facebook.

En el mismo portal web del hospital, Wong contó cómo reconoció al que 28 años antes había sido su paciente:

"Brandon estaba en mi equipo cuidando a uno de mis pacientes. Le pregunté quién era y su apellido me resultó muy familiar. Seguí preguntándole cosas. Me dijo que era de San José y que había nacido prematuro en este hospital", explicó.

Luego, Wong empezó a atar cabos sueltos:

"Recordaba haber atendido a un bebé con el mismo apellido. Para confirmar mis sospechas, le pregunté si su padre era policía. Entonces hubo un gran silencio y él me preguntó si yo era Vilma. Y dije que sí", aseguró.

Explica el medio local The Mercury News, que Wong es una persona "veterana" en la familia de Seminatore por el cariño y la ternura con la que atendió a Brandon cuando era pequeño.

"Nos ayudó a calmar todos nuestros miedos", dice en The Mercury News, la madre de Brandon.

Justamente al enterarse de que su hijo trabajaría en el hospital en el que nació, le pidió que buscara a la enfermera Wong. Pero él pensó que se habría retirado, así que no preguntó por ella. Al enterarse de la reunión, los padres dieron al hospital la foto que le tomaron a Wong y a su hijo hace 28 años. La tenían guardada en un álbum familiar.

"Conocer a Vilma ha sido una experiencia surrealista. Se preocupa por sus pacientes hasta el punto de recordar sus nombres tres décadas después, dijo Seminatore.

Wong es enfermera en el hospital desde hace 32 años. Ahora tiene 54 años de edad, así que atendió a Seminatore cuando tenía 26 años.

"Me considero muy afortunada de estar en una profesión que me encanta", añade Wong en el portal del hospital.

Te recomendamos leer: