Géminis: el signo chismoso del Zodiaco

De los doce signos, Géminis siempre tendrá un conflicto que resolver y por lo general siempre está en medio de problemas que parece provocar

Géminis es el segundo signo de naturaleza positiva de los doce el Zodiaco. Posee una naturaleza mutable que lo condena a estar siempre en un constante cambio en cuanto a estado de ánimo, perspectivas y decisiones, por lo que suele ser asociado con una imagen cambiante y en constante formación, pero todo esto, en vez de sumar, lo convierte en un verdadero iman para los conflictos y problemas.

La raíz que origina estos problemas es que Géminis suele hablar sin saber, habla sin realmente investigar y opina estableciendo juicios de valor, sin tener conocimiento de las causas por lo que siempre tienda a tener una connotación negativa. Los géminis se caracterizan por ser de esas personas que saben el último chisme del momento, y que nunca dudan en compartirlo. Géminis tiende a esparcir la información jugosa que sabe de las personas pero su gran defecto es que lo hace sin cerciorarse de que lo que está repitiendo sea o no verdad.

Es por eso que los géminis están asociado a su iconografía que los representa, las dos caras que se le atribuyen a las personas con doble intención. Otro gran problema de los géminis es que les cuesta muchísimo tomar decisiones, cosa que suele atrasarlos.