Pensionada inglesa reclama a agencia de viajes porque “había muchos turistas españoles”

Pensionada viajó a España por unas vacaciones de ensueño y vivió una “pesadilla”.

El sacrificio de todo un año de una pensionada británica de 81 años se fue al traste por una peculiar razón: los españoles. Freda Jackson contrató a la compañía Thomas Cook para unas vacaciones de ensueño en Benidorm (España), pero ahora le reclama a la famosa agencia de viajes el reembolso completo por 1.200 euros.

Medios ingleses publicaron la carta que la mujer envió a la empresa en la que le exige le devuelva la totalidad de lo que pagó porque el hotel Poseidón, ubicado en la paradisiaca localidad mediterránea, “estaba lleno de turistas españoles que la pusieron de los nervios con sus groserías”.

Incluso la anciana, que reside en Blackburn (Lancashire), afirmó que “un día, un chico español casi me tira al suelo, y se marchó sin disculparse”. Se pregunta “¿por qué los españoles no pueden ir a otro lugar para sus vacaciones?”.

Sin embargo, sus problemas no solo se concentraron en los habitantes de la península ibérica, comenzaron antes de llegar a territorio español con la planificación de los vuelos.

Diversión cuesta arriba

Jackson reclama a la agencia Thomas Cook el cambio en el horario de su vuelo seis días antes y un detalle que arruinó su estadía, el hotel estaba ubicado en una colina y ella sufre de problema de movilidad lo que advirtió a la compañía cuando contrató sus servicios.

Contó al periódico Lancashire Telegraph que al llegar, junto a su amiga, las ubicaron en una habitación del piso 14, como se quejaron lograron les dieran otra en la segunda planta. Aunque debían subir y bajar escaleras para llegar a la piscina.

Confesó que “mi amiga y yo lo pagamos con nuestras pensiones y fue una lucha intentar financiarlo durante 12 meses y las vacaciones se arruinaron por completo, lloré cuando terminaron”. Aseguró que nunca se había “quejado de unas vacaciones antes, pero estas fueron un desastre de principio a fin”.

Tras la publicación de su reclamo, Thomas Cook la contactó para regalarle un cupón cercano a los 80 euros, que Jackson rechazó y ahora le ofrecieron una compensación por 630 euros, pero ella quiere todo su dinero.

Te recomendamos en video: