Nada justifica el maltrato

Daniela Droz nos comenta en su columna sobre el incidente de violencia captado en un vídeo donde una abuela golpea a su nieto de dos años

Vivimos una vida muy ajorada. Debemos cumplir con mil cosas a la vez para lograr el éxito, y más en estos días que vivimos, cuando un solo movimiento no es suficiente y todos los huevos ya no se pueden poner en la misma canasta. Es muy duro tanto para mamá como para papá, pero para una madre o un padre soltero, es aún más fuerte. Delegar es muy difícil y se tiene poco tiempo para descansar la mente y el cuerpo. Entonces, el  estrés y las malas actitudes, muchas veces afloran, pero no podemos permitir que eso nos provoque maltratar o descuidar a nuestros hijos.

En estos días, vi un video que me partió el corazón, me quebrantó el alma, pues esta mujer golpeaba fuertemente en el rostro a una bebé que resultó ser su nieta —o sea, más doloroso aún— mientras otro niño, como de unos cuatro (4) años, observaba y no reaccionaba, como cuando algo ya es costumbre para ti. ¡Dios mío, cómo se llega a eso!, a no pensar en cómo los dañamos con nuestras malas acciones y decisiones. No sé por lo que esté atravesando esta mujer, si está sola o no con esos dos niños, pero NADA justifica este maltrato. Creo en reprender y ser fuerte con los hijos, porque con el mío lo soy. Mi bebé tiene 4 años y medio, pero él sabe muy bien que, en la casa, hay reglas y que debe respetar a mamá. Pero mamá también sabe que, aunque ande muy ajorada, tiene que escucharlo, apapacharlo, respetarlo, sacar tiempo para jugar y pasear con él y, sobre todo, amarlo infinitamente y demostrarle todos los días lo importante que él es para mí. Creo en el equilibrio.

Mamá…papá… abuela… si me lees y necesitas un respiro, busca cómo lograrlo y bota tu estrés, pero, por Dios, no te desquites con tus hijos. No los marques emocionalmente porque eso se graba en sus inocentes mentes para toda la vida. Y tú que me lees, si ves maltrato, grábalo, denúncialo, no te quedes callado, y si puedes intervenir, por favor, HAZLO. No más maltrato infantil. Esto no se puede permitir. Ellos no tienen la culpa de nuestros errores. No pidas respeto si no respetas a tus hijos. El respeto se gana con amor. #SéFeliz

 

Te recomendamos: