Descubre el alto valor proteico de la carne de cerdo

La carne porcina tiene proteínas de excelente calidad, por lo que su incorporación a la dieta es sumamente valiosa para la formación de músculos y huesos.

El aporte protéico de la carne de cerdo es el mismo que el de todas las carnes. Todas las carnes aportan 11 gramos de proteína por porción, independiente de la cantidad de grasa.

La nutricionista María José Jara de la Universidad Mayor explica que las proteínas del porcino son de alto valor biológico por ser biodisponibles, esto significa que son proteínas completas, que poseen los 20 aminoácidos que deben tener para que el cuerpo pueda utilizarlas.

“Las carnes aportan estas proteínas compuestas por 20 aminoácidos para que nosotros podamos formar proteínas para nuestro organismo. En cambio, los cereales o las legumbres tienen aminoácidos limitantes, eso es que hay un aminoácido que no aporta”, señala la experta.

Las principales funciones de las proteínas en el cuerpo son: formación de músculos, formación de huesos, de dientes, de pelo, sirven para la formación y reparación de todas las estructuras. Por eso, su consumo es tan trascendental para nuestro organismo.

“Cuando tienes un déficit protéico empiezas a perder músculo. Los déficit de proteína se notan al corto plazo. No es como cuando tienes un déficit de vitaminas, que en general el cuerpo trata de suplir esa falta. Cuando se te nota que te falta vitamina C es porque ya llevas mucho tiempo sin consumirla versus estos macronutrientes cuyo déficit se nota en el corto plazo” advierte Jara.

Además las proteínas tienen distintos fines en las distintas etapas de la vida. Para los niños las proteínas con escenciales en la etapa de crecimiento, entonces si un niño no las consume, podría tener un retraso en su crecimiento.

Para los adultos mayores, si hay déficit, van a tener una mayor pérdida de masa muscular, la que es fundamental para la autovalencia, si no tienen masa muscular, pueden volverse personas desnutridas o personas postradas, sin la capacidad de pararse y caminar. Por todo eso es necesario tener músculos y tener huesos bien firmes también.

Mejoras en la carne de cerdo

“En los últimos años la industria de los cárneos ha ido mejorando la composición nutricional de las carnes porque en la crianza de los animales se han ido modificando ciertos procesos”, revela la nutricionista.

 

“Hay cortes como el lomo centro que tienen un porcentaje de grasa cercano al 3%, eso es el equivalente a un tártaro de vacuno”, cuenta la especialista.

Hoy la carne porcina es de muy buena calidad, tiene el mismo aporte de proteínas que los demás productos cárneos y sus distintos cortes hacen que esté disponible en el mercado con diferentes porcentajes de grasa.