Enamórate de los deliciosos "Blondies"

Llegó la hora de conocer al Brownie Rubio

Toda la vida hemos conocido, disfrutado, compartido y combinado de mil formas los Brownies.

Estos pequeños cuadritos de amor nacieron cuando por error un Chef Pastelero olvidÓ agregar polvo para hornear a su tradicional torta de chocolate y la mezcla no creció en el horno. Al tener el resultado final, no solo se dio cuenta que no tenía una torta como tal, sino que el sabor era delicioso y es cuando hace el gran descubrimiento: ¡Han nacido los Brownies!

Pero llegó la hora de conocer la evolución de los consentidos Brownies para conocer a sus parientes rubios, los Blondies. Estamos seguras que te van a encantar y vas a repetir la receta en casa.

 

 

Ingredientes:
1 taza y media de azúcar morena
1 taza y media de harina leudante
50gr. de mantequilla
2 huevos
1 cucharada de vainilla
1/2 cucharadita de sal fina
1/2 taza de gotas de chocolate blanco
1/2 taza de gotas de chocolate negro
Nueces (opcional)

Preparación:
– En un bowl debes agregar la mantequilla (a temperatura ambiente y blandita), el azúcar, los huevos y la vainilla. Mezcla bien con una paleta de madera hasta que los ingredientes estén bien integrados entre sí. En un principio la mezcla puede ser un poco difícil por la textura de la mantequiilla, ten paciencia y ve uniendo poco a poco los ingredientes hasta que se integren de la manera correcta.

– Tamiza la harina y la sal sobre el bowl. Puedes hacerlo en 2 partes.

– Mezcla en forma envolvente hasta involucrar, poco a poco, todos los ingredientes y lograr una sola mezcla homogénea.

– Por último, agrega las gotas de chocolate blanco y negro.

– En un molde, preferiblemente cuadrado o rectangular, vierte la mezcla de manera uniforme logrando que quede de aproximadamente 2 cm de altura. La textura de la mezcla suele ser mas densa que la tradicional de Brownies. Si está de esa manera, no te preocupes, vas muy bien.

– El molde debe estar previamente engrasado con mantequilla y enharinado.

– El tamaño ideal del molde es de unos 20cm aproximadamente.

– Hornea a 190ºC por unos 20 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada. También puedes chequear el proceso de cocción, pinchando la mezcla con un cuchillo y estará lista cuando éste salga completamente limpio.

– Una vez fuera del horno, despega los bordes con un cuchillo de punta redonda y deja reposar. Desmolda en una bandeja o superficie plana y luego córtalos.

Si necesitas ideas para acompañarlos, aquí te dejamos algunas:
– Con helado.
– Vierte un poco de sirope de chocolate por encima o un glass.