Espinaca y alcachofa: creatividad hecha pizza

¿Tienes pocas ganas de cocinar este fin de semana? La solución es esta pizza y no se trata de los típicos ingredientes.

En ocasiones nos complicamos la vida ideando un menú con ingredientes difíciles de conseguir, pero no es necesario pensar demasiado, pues con un poco de creatividad podemos recurrir a ingredientes no tan convencionales y fáciles de encontrar para cocinar una pizza.

Te presentamos esta deliciosa y sencilla alternativa, muy baja en calorías y grasas. Las espinacas son ricas en ácido fólico y las alcachofas contienen bastante fibra. Si tienes invitados y poco ánimo de cocinar algo más elaborado, esta pizza es perfecta, pues tardarás poco tiempo y también cuidarás la línea.

spinachartichokepizzaaltcolorsrgb..jpg

Receta de: www.elhornodelucas.com

Ingredientes:

  • 1 tanto de masa básica para pizza
  • Aceite de maíz
  • 220 g de espinacas baby
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 180 g de queso mozzarella
  • 8 alcachofas en salmuera partidas a la mitad
  • 1 limón (ralladura)

Preparación:

  1. Divide la masa en dos porciones, extiéndela con las manos y forma óvalos.
  2. Engrasa una charola para horno y coloca la masa.
  3. Caliente el aceite y fríe las espinacas. Reserva.
  4. Vierte la salsa de tomate sobre la masa, añade las espinacas, el queso mozzarella y las alcachofas.
  5. Hornea a 200°C durante 35 minutos. Antes de llevar a la mesa, espolvorea la ralladura de limón.