Lifestyle

Este pequeño koala encontró consuelo en un peluche luego de la muerte de su madre

Shayne se recupera del trauma de haber quedado huérfano en un centro especializado de Australia mientras abraza a su nuevo juguete tal como hizo con su madre.

La historia de Shayne es breve y cargada de desgracias, como la de muchos animales que ven amenazados sus hábitats por la presencia casi siempre irresponsable del ser humano.

Shayne es una cría de koala de apenas nueve meses que quedó huérfana luego de que su madre muriera después de haber sido atropellada por un vehículo. El pequeño iba en la espalda de ella y salió disparado con el impacto.

Los rescatadores lo encontraron a veinte metros de donde se produjo el accidente justo cuando intentaba sobrevivir al ataque de un grupo de cuervos.

Por lo mismo fue trasladado inmediatamente al Australia Zoo Wildlife Hospital donde se recupera de las heridas y del trauma sufrido por haber quedado huérfano. Para facilitar este proceso sus cuidadores le han entregado un peluche que Shayne quiere y abraza casi como si fuera su propia madre.

Es una imagen conmovedora que ha dado la vuelta al mundo y que nos invita a reflexionar sobre los peligros que deben enfrentar las distintas especies frente al desarrollo de las sociedades modernas.

Rosie Booth, directora del hospital, aseguró que la cría de koala ha sido afortunada porque “no sufrió lesiones graves del accidente y de no haber sido encontrada no habría sobrevivido ni un día en la naturaleza a su corta edad”.

Shayne seguirá por un tiempo en el Australia Zoo Wildlife Hospital hasta que haya terminado el destete y una vez que el proceso de socialización haya avanzado, luego será liberado y regresará a su hábitat natural.

Tags

Lo Último


Te recomendamos