Tipos de harina y para qué sirve cada una

¡No las metas a todas en el mismo saco!

Si eres de los que piensa que la harina tradicional es ideal para todas las recetas, te hará bien leer este post. Cuando hablamos de harina, nos imaginamos ese polvo blanco, pero hay mucho más que hablar sobre ella.

Al ser un elemento clave en muchas preparaciones, sobre todo en las de repostería, es esencial saber identificar qué tipo de harina es mejor para cada receta.

Ahora, podrías preguntarte qué varia entre una y otra: puede cambiar el porcentaje de trigo, gluten, levadura o fibra integral. La próxima vez que vayas al mercado a comprar los ingredientes para una receta, fíjate bien en qué harina necesitas.

¡Te puedes guiar con esta guía que preparamos!

Harina blanca

Está hecha de trigo casi en su totalidad (75%) y es ampliamente utilizada en recetas de tartas, galletas y masa de hojaldre.

Harina de maíz

Elaborada con almidón de granos de maíz, es de las más finas en textura. Se usa para recetas livianas, como galletas de mantequilla

Harina integral

La puedes encontrar como ingrediente principal del pan integral. Se obtiene del cereal integral y tiene un sabor intenso.

Harina con levadura

Al igual que la harina blanca, tiene un 75% de trigo y también incluye un ingrediente que favorece el aumento de volumen de la masa o preparación.

Harina de fuerza

Ingrediente clave para la elaboración del pan. Está hecha con trigo duro y es rica en proteínas y gluten.