Atención alérgicos: el cambio climático puede empeorar las alergias estacionales

Una pésima noticia para todos los que sufrimos cada primavera.

Para los que estamos en el hemisferio sur, la primavera ya se está haciendo notar. No hablamos precisamente del clima, a pesar de que julio y agosto de 2016 han sido meses particularmente cálidos: en esta ocasión, vamos a hablar sobre las alergias.

Sí, esa picazón de nariz, ojos rojos, la congestión y todos los síntomas que atacan a los que son alérgicos a la primavera. Bueno, en realidad no es la estación, sino que los procesos que vive la naturaleza en esta época del año.

¿El cambio climático influye en esos procesos? En un artículo publicado en el portal Ecology, se expone cuáles son las posibles consecuencias provocadas por el cambio climático, que ya estamos experimentando en las épocas de alergia.

4603767590ef20a8ee30b.jpg

(cc) Flickr

Al alterarse la temperatura y las emisiones de Co2, las plantas lo interpretan a su manera. Para hacer fotosíntesis, necesitan dióxido de carbono y al percibir un exceso en el ambiente, crecen de manera más vigorosa y producen más polen. Eso, desencadena más síntomas alérgicos.

Esto provoca mayor malestar en quienes siempre han sufrido de alergia al polen, pero también ha incrementado los síntomas en personas que antes eran inmunes a ello.

El problema es que las alergias también generan crisis asmáticas y si no son controladas, pueden convertirse en un problema grave.

La World Allergy Organization (Asociación Mundial de Alergia), alerta que el cambio climático produce un incremento en la duración e intensidad de los periodos críticos.

Así que ya sabes por qué empezaste con los síntomas antes y previo a que lleguen los meses más intensos, consulta con un médico para que te ayude a controlar el malestar.