Pequeños emprendedores revolucionan la industria de los helados con “Drip Drop”

La idea es Sam Nassif y Oliver Greenwald de Colorado, quienes idearon la solución perfecta para atrapar el helado derretido en los días de calor.

En América del Sur están comenzando a aparecer las primeras olas de calor, podemos sentir como la temperatura se va elevando cada vez más. Al norte ya lo vivieron, y es en estas épocas de calor en que nuestro mejor amigo, además del aire acondicionado, es el helado.

En la actualidad existen miles de sabores, incluso de palta, que nos hacen difícil la tarea de escoger uno, pero la elección pasa a un punto menor cuando tenemos que lidiar con uno de los mayores problemas que traen las altas temperaturas, que es que tu helado se comience a derretir, dejando un rastro por cualquier lugar donde pasaste.

Es en esto que pensaron unos jóvenes de 14 años provenientes de Colorado, Estados Unidos, llamados Sam Nassif y Oliver Greenwald, quienes crearon “Drip Drop”, que está revolucionando a la industria del helado.

El “Drip Drop”, es una especie de rosquilla hecha a base de cono de helado, que permite que todo lo derretido se quede en su lugar y no pierdas ni una gota de esta inversión.

El emprendimiento fue presentado en el programa busca talentos norteamericano, “Shark Tank”, donde los jóvenes realizaron un pitch sobre su producto que dejó impresionados a los jueces, e incluso uno de ellos les hizo una oferta.

En la actualidad, si bien, el invento no está a la venta, los jóvenes han creado diversas campañas en redes sociales con su “Drip Drop”, que les ha abierto las puertas al mundo, y sin duda que a un futuro prometedor en la industria de los helados.