Macarrones de durazno y azafrán, una dulce tentación

Déjate seducir por el sabor de una deliciosa golosina francesa que no querrás dejar de probar

Esta es tu oportunidad para replicar una golosina francesa que a todo mundo enloquece: los macarrones. Se trata de un proceso más o menos largo, pero con un poco de paciencia lograrás un dulce postre que nadie olvidará y que querrás volver a preparar.

 Ingredientes para 20 macarrones grandes u 80 pequeños

– 480 gramos de azúcar (17 Oz.)

– 200 gramos de polvo de almendras (7 Oz.)

– 7 claras

– 1 gota de colorante vegetal rojo

– 2 gotas de colorante vegetal amarillo

– 500 gramos (17.06) de ganache de durazno, chabacano y azafrán*

 

DESCUBRE MÁS

Cómo preparar el ganache

 

Sumerje 200 gramos (7 Oz.) de duraznos enteros en agua hirviendo durante 1 minuto, sácalos del agua caliente, e inmediatamente mételos en agua con hielos; retírales la piel y la semilla, y corta la pulpa en cubos pequeños.

Mezcla con una cucharada de jugo de limón y calienta en un recipiente por 5 minutos. Licúa y reserva

Calienta ligeramente en el microondas 1 cucharada de crema para batir y agrega 1/2 gramo de azafrán.

Derrite 225 gramos (8 Oz.) de chocolate blanco rallado a baño María.

Mezcla el puré de duraznos con la crema y el azafrán e incorpora poco a poco el esta mezcla al chocolate, al final añade 100 gramos  (3.5 Oz.) de chabacanos en cubos de 2 milímetros. 

Preparación

– Precalienta el horno a 140°C

– Tamiza juntos el azúcar glass y el polvo de almendras. Bate las claras a punto de nieve e incorpora delicadamente los colorantes. Después, integra en forma de lluvia el azúcar y el polvo de almendras con movimientos envolventes; al final debes obtener una mezcla consistente.

– Cubre el papel siliconado con una charola para hornear. Vierte la mezcla de macarrones en una manga de duya lisa del número 8 para hacer pequeños macarrones de 2 centímetros de diámetro, o del número 12 para hacerlos de 7 centímetros de diámetro. Forma los macarrones en forma circular, a una distancia de 3 centímetros entre cada uno, deja reposar por 15 minutos a temperatura ambiente.

– Hornea los macarrones de 10 a 12 minutos si son pequeños, o de 18 a 20 minutos si son grandes, dejando siempre la puerta del horno entreabierta. Cuando estén cocidos, vierte un poco de agua sobre el papel encerado para que se desprendan fácilmente, y deja enfriar.

 – Pon sobre un macarrón un poco de ganache y cierra con otro macarrón. Procede de la misma forma con los macarrones restantes. Colócalos sobre una charola, cubre de plástico autoadherible y refrigera por 2 horas antes de servir. 

Sugerencia

– Cubre de chocolate blanco fundido la superficie de los macarrones y no te arrepentirás

 *Receta extraída con autorización del libro Larousse 100% placer 'Dulces tentaciones'