5 formas de combatir la envidia que tal vez no conocías

Si sientes que la envidia podría estar afectando tu entorno laboral o familiar, aquí te decimos cómo puedes combatirla

La envidia es uno de los sentimientos que constantemente está presente en nuestras vidas. A veces la percibimos, otras no. ¿Cómo podemos notarla? Suele evidenciarse a través de comentarios malintencionados, miradas agresivas, aunque también puede notarse en cambios bruscos. Es decir, cuando sin explicación o motivo alguno algo termina o se torna problemático, es posible que alguien esté sintiendo envidia hacia nosotros.

DESCUBRE MÁS

 

Para contrarrestar esta energía poderosamente negativa, aquí te compartimos algunas formas en que puedes protegerte:

Es la piedra de la buena suerta y la abundancia, aunque también es gran protectora contra el mal de ojo y la envidia. Libera de cargas emocionales y refuerza la fe en uno mismo. Puede 'programarse' para proteger contra la envidia, colocándola entre ambas manos por 5 minutos y visualizando en poder que quiere dársele. Hay que procurar limpiarla semanalmente sumergiéndola en agua o bajo el rayo del sol. Debes colocarla en tu hogar o lugar de trabajo, también puedes usarla en tu joyería.

Imagen foto_00000001

Los espejos son de gran ayuda porque pueden 'reflejar' la mala energía de las personas. Cuando sepas que la envidia te rodea compar un espejo pequeño y colócalo en la entrada de tu casa siempre viendo hacia fuera. Si estás en tu trabajo, coloca el espejo en la dirección por la que las personas suelen acercarte más a ti.

 Imagen foto_00000002

El agua y la sal combaten las malas energías, especialmente  la envidia. En un vaso con agua agrega una pizca de sal. Pon el vaso detrás de la puerta de tu casa o en tu escritorio y cambia el agua todos los días hasta que percibas que la energía se ha transformado de negativa a positiva.

Imagen foto_00000003 

Este es un ritual que puedes hacer para combatir las envidias y para hacerlo necesitas 4 velas y una tiza. En un lugar tranquilo de tu casa debes colocar las cuatro velas a manera de cuadrado. Colócate dentro y di lo siguiente: "Elevo mi voz hacia los cuatro vientos de protección. Abro las puertas de mi corazón a todos los seres, pero no dejo pasar a aquellos que puedan dañarme".

Con la tiza marca un círculo alrededor de las cuatro velas. Colócale en el centro y repite la siguiente frase: "Se cierran las puertas a toda persona que quiera hacerme el mal. Todo bien y toda alegría inunda mi corazón y me fortalece, así sea".

Imagen foto_00000004

Usar siempre una pulsera roja te ayudará a combatir las malas energías, en especial la envidia. Si la energía negativa está concentrada en tu lugar de trabajo, coloca un listón rojo en un lugar visible. 

 Imagen foto_00000005

 

  TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

Y EN IMÁGENES