¿Cómo es la construcción sustentable en Chile? [Reportaje]

Con el paso del tiempo más estudios de arquitectos apuestan por una construcción sustentable y amigable con el medio ambiente. Chile, también se ha acercado a este tipo de construcción.

La sustentabilidad es un tema que está en boga puesto que la construcción amigable propicia que los recursos sean mejor aprovechados y la intervención sea precisa para no dañar el medio ambiente y así de paso poder tener una mayor conexión con la naturaleza. Casos como la construcción India en Asia central y la influencia de los arquitectos europeos han ido propiciando que el resto del mundo se contagie con buenas prácticas, en donde Chile no es la excepción.

Sustentabilidad en Chile

La sustentabilidad en el país es un tema que ha ido creciendo en manos de organizaciones civiles conscientes de su entorno y también de empresas que han optado por construir sin una intervención grotesca de los espacios.

Mientras que una de las organizaciones más conocidas es Chile Sustentable, iniciativa que reúne tanto a ecologistas, medioambientalistas, ciudadanos activos y a profesionales dedicados a dar a conocer las ventajas de construir amigable para con el medio ambiente, hay empresas que tampoco se quedan atrás.

Spencer & Broughton es una empresa de dos arquitectos chilenos dedicada a la construcción consciente que busca lograr una compatibilidad en temas de construcción y de naturaleza. Para los socios Nicole Spencer y Jorge Broughton es importante este tipo de construcción, sobre todo porque ellos llegaron a la sustentabilidad por:

 Llegamos a la sustentabilidad por lógica porque los sistemas constructivos que vienen directo de la naturaleza son mas compatibles con el ser humano. Lo curioso que esta lógica es difícil de comprender por la sociedad que está tan manipulada por la revolución industrial, la era del petróleo y su consumo intenso, que las personas prefieren dormir dentro de un interior de plástico dónde hay ahogo y constante sudor.

Nuestro desafío ha sido ese, demostrarle a la gente que se puede vivir en una casa sustentable pudiendo contar con las mismas comodidades y alto standar de terminaciones que una casa tradicional, pero con mejor calidad de vida y bajísimo impacto en el medio ambiente.

Un creciente interés en las jóvenes generaciones de arquitectos es también sumamente rescatable para Nicole y Jorge, lo que sumado al interés de la clientela por vivir en lugares más amenos y que rompe las barreras de una “simple moda”, se presenta como la tendencia de vivir en un lugar conectado con la naturaleza.

Prohumana también destaca las buenas prácticas para un desarrollo sustentable e integral de las personas. Incluso tienen un vídeo en donde diversos personajes de la sociedad chilena cuentan cómo consideran a la arquitectura sustentable:

Hasta el 2016, pueden considerarse como los proyectos sustentables más destacados del país a recintos privados como hogares, sucursales de bancos en comunas orientes de la Región Metropolitana, la sede de la Cámara Chilena de la Construcción en Osorno y el edificio de la Policía de Investigaciones de Puerto Montt por nombrar algunos.

Desafíos para el futuro

Para que estos edificios sean considerados como sustentables, también existe el organismo de Certificación Edificio Sustentable, el que patenta diversos espacios como lo suficientemente adecuados para considerarse sustentables.

Sin embargo los desafíos son importantes, porque no solo se trata de una fachada cubierta de árboles, sino que se considera la calidad del ambiente interior, el agua que tenga el edificio (ya sea parte del paisajismo o si está está directamente involucrada en su funcionamiento), la energía de recursos renovables no convencionales, el manejo de residuos y la incorporación de flora.

Un panorama que es un reto para Chile y que debe seguir creciendo para posicionarse como la construcción del mañana.

Realidad Latinoamericana

ssutentable1660x550.jpg

Fotografía de Revista 2V

América Latina no se queda atrás en temas de sustentabilidad. En México, se transformó la unidad habitacional La Valenciana, en Iztapalapa por un jardín en su muro principal.

Este cambio propicia el crecimiento vertical, además de encontrar plantas con un sistema de riego propio. De hecho, como fue señalado por Revista 2V, se trata de un proyecto ligero que entrega una renovación ligera y amigable del edificio. Y el resto de los países no se queda atrás, porque tal como señala Conciencia Sustentable, en Argentina se construyó un hogar en base a 800 latas de aluminio y botellas de vidrio, demostrando así que los residuos sí pueden tener un final feliz.

En Puerto Rico se modificó una vivienda deshabitada que fue comprada por dos puertorriqueños que hicieron algo peculiar al remodelarla: el cemento del techo fue cambiado por pasto donde pudieran descansar y tomar una pausa en medio de la naturaleza.

Finalmente tenemos el caso local de la Casa 34 en Chile, a 900 kilómetros al sur de Santiago, en donde se construyó una vivienda con maderas endémicas de la zona y grandes ventanales que dan al lago Rupanco, toda una experiencia de camuflaje digna de imitar.

Y tú, ¿vivirías en una casa sustentable?