Lifestyle

Chile preparó plan de reducción de carbono de cara a Convención de París

Si bien el Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, advirtió que la existencia de un impuesto verde permite estar en buen pie de cara a renovar el convenio de Kioto, explicó que la fórmula para calcularlo es baja comparado con el costo social de la contaminación.

En la previa a la próxima Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se realizará en diciembre próximo en París, Francia, el Ministro de Medio Ambiente de Chile, Pablo Badenier, destacó que en este país exista un impuesto verde para gravar las emisiones de carbono.

En el marco del Foro Latinoamericano y del Caribe del Carbono (FLACC), que se realizó este fin de semana en Santiago, junto con mencionar que el 75 por ciento de las emisiones en la nación provienen de la generación de energía termoeléctrica, el secretario de Estado advirtió que los chilenos están en buen pie de cara la renovación próxima del convenio de Kioto.

“Esto tiene la gran significancia de que es previo a las negociaciones en Paris, que nos van a permitir renovar el convenio de Kioto y tener un nuevo convenio vinculante en el que se sientan todos los países llamados a generar contribuciones y disminuir sus gases de efecto invernadero. Así lo ha hecho Chile, así lo va a plantear y esperemos que a finales de año tengamos un nuevo escenario climático”, sostuvo Badenier.

En este sentido, reiteró que los impuestos verdes que se aplican en Chile desde 2014, debido a la Reforma Tributaria, ponen al país a la vanguardia en América, en cuanto a precificación del Carbono se refiere.

“El sector energía es un sector muy significativo en nuestro país, tiene más del 75 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero hay que considerar que la energía no es solamente la generación, sino que también hay que considerar lo que se gasta en transporte de la energía y la energía del sector industrial”, advirtió el Ministro.

Además, Badenier explicó que la fórmula utilizada en el país para calcular los impuestos verdes es baja en comparación con el costo social de la contaminación, puesto que es un proceso en donde se va “aprendiendo mientras se hace”, aunque considera que este gravamen aún tiene mayor espacio para su crecimiento.

Tags

Lo Último


Te recomendamos