Sierras La Giganta y Guadalupe buscan ser decretadas Área Natural Protegida

Las sierras albergan a más de800 especies de plantas, 120 oasis, 450 especies de vertebrados además de miles de invertebrados.

Las sierras de Guadalupe y La Giganta en Baja California Sur buscan ser decretadas Áreas Naturales Protegidas con el objetivo de reducir los efectos de los gases de efecto invernadero para mitigar el cambio climático además de proteger la vida de más de 1.000 especies de flora y fauna que habitan en ellas.

Al reconocer un territorio como Área Natural Protegida se impulsa la reducción de la contaminación, además de fomentar actividades sustentables y asegurar la deforestación de nuestros bosques y destrucción de ecosistemas.

Estas dos sierras poseen entre ellas más de 120 oasis, son el hogar de cerca de 800 especies de plantas, entre ellas 2 especies endémicas de encino y 2 de orquídeas; 450 especies de vertebrados y miles de invertebrados. La vegetación de este lugar provee una alfombra de captación pluvial que alimenta los grandes arroyos de Baja California Sur y que desembocan el el Golfo de California.

Casi el 60% de la agricultura en el estado se asocia a la Giganta y Guadalupe. A diferencia de otras partes del mundo donde las Áreas Naturales Protegidas son propiedad del estado y no de los particulares, el 80% de estas sierras pertenecen a personas establecidas en 20 ejidos y 490 rancherías pequeñas, por lo tanto regular el aprovechamiento de las tierras es indispensable.

Aunque el decreto no afectaría la pertenencia, sí se aseguraría el aprovechamiento sustentable de los recursos de la región. La agricultura y ganadería se han llevado a cabo en esta zona durante más de 150 años y es importante tomar acciones para preservarla.

Si se decreta Área Natural Protegida, se conformará de una zona núcleo y una zona de amortiguamiento, en la que la primera será una reserva y la segunda un lugar de actividades económicas sustentables.