Londres cultiva alimentos 33 metros bajo tierra

De 5 a 20 toneladas de cultivos al año se producen en los túneles de un antiguo refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial.

Un refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial es ahora una granja subterránea que produce toneladas de vegetales. El lugar se encuentra 33 metros bajo tierra y funciona gracias a un sustrato hidropónico y a la iluminación con LED que sustituye la luz del sol.

Del suelo al techo, lo túneles de Clapham están llenos de estantes donde crecen lechugas y hierbas aromáticas que se envían a la superficie una vez que están listas. El cultivo de estos vegetales no utiliza pesticidas además de ahorrar cerca de un 70% de agua al estar bajo tierra y no en la superficie.

La granja genera entre 5 y 20 toneladas de cultivos al año, cantidad que varía de acuerdo a los vegetales cosechados. Del refugio sólo se utiliza el 25% de la superficie de los túneles, imagina si se aprovechara por completo. Zero Carbon Food, la empresa que ha llevado a cabo esta instalación, espera rendimientos anuales de 1,3 millones de libras.

Una de las mejores partes es que esta granja apenas necesita la intervención de las personas. El sistema funciona de manera automática pero con menos energía que un invernadero tradicional del mismo tamaño. Sin duda esta puede ser una alternativa para tener vegetales frescos y locales.

Desde hace algunos años, las granjas verticales que combinan la hidroponía para cultivar han tenido muy buenos resultados tanto en la calidad de los vegetales como en la producción. Nada será tan bueno como el suelo y el sol pero sí podría ser mejor que cultivos llenos de pesticidas.